Así es la compañía farmacéutica que compró Novak Djokovic

Aunque ha salido a la luz ahora, en realidad Djokovic es socio mayoritario de esta compañía farmacéutica desde 2020.

Durante las últimas semanas, el nombre de Novak Djokovic ha resonado en todos los informativos por causas ajenas al tenis. La noticia de su deportación de territorio australiano por sus negativas a vacunarse contra el coronavirus ha dado la vuelta al mundo. Y, por eso, el director de una compañía farmacéutica danesa ha considerado que era un buen momento para anunciar que el tenista serbio es el inversor mayoritario de la misma desde su fundación, en 2020. Y lo más curioso es que uno de los objetivos de esta empresa es encontrar un tratamiento para el coronavirus.

En realidad tiene parte de sentido. Si la enfermedad se cura, no será necesaria la vacuna y Djokovic podrá volver a jugar el Open de Australia o el Roland Garros sin tener que inmunizarse. Bueno, quizás haya objetivos más loables para invertir en un tratamiento contra el coronavirus. Pero no vamos a hablar de eso.

De lo que sí vamos a hablar es de QuantBioRes. Así es como se llama la empresa, dirigida por Ivan Loncarevic. Ahora mismo están muy centrados en la búsqueda de un tratamiento para el coronavirus. Lógico, pues nacieron en plena pandemia. Pero su objetivo es mucho más amplio, pues estudian desarrollar fármacos para otras enfermedades virales, así como para las bacterias resistentes que tanto daño están empezando a hacer. Esto es lo que sabemos sobre la compañía.

Una compañía farmacéutica enfocada en la lucha contra microbios patógenos

La compañía farmacéutica QuantBioRes nació en julio de 2020, en Dinamarca, con un gran espaldarazo económico por parte de Novak Djokovic y su esposa. De hecho, el tenista es el dueño del 40,8% de la empresa, mientras que Jelena Ristic posee el 39,2%. El 20% restante es propiedad de Loncarevic.

En la compañía trabajan bioquímicos, ingenieros, físicos y programadores informáticos, con el objetivo de encontrar compuestos capaces de actuar como tratamiento para el coronavirus y otros microbios patógenos.