Hijo del Poder: Agraciado con una multa de $50000

Luego de dar positivo en un test de alcoholemia por segunda vez en menos de un año y ser escoltado hasta su casa, el fin de semana pasado, Emilio Rosatti, funcionario judicial de Santa Fe e hijo del presidente de la Corte Suprema de la Nación, fue multado con 50 mil pesos y 36 días de retención del carnet de conducir. De esa manera, la Justicia de Faltas resolvió la penalidad para el funcionario, y aspirante a juez federal, que el último sábado fue sorprendido en un control de tránsito con 2,24 g/l de alcohol en sangre, mientras conducía por la ruta provincial N° 1. Andrés Sopérez, intendente de San José del Rincón, con jurisdicción en la zona de la infracción, negó privilegios, y aunque admitió en Radio2 que la multa “no es dolorosa”, en relación al “riesgo que implica al volante semejante graduación alcohólica”, dijo que tuvo el mismo trato que otros casos tramitados en ese Juzgado de Faltas. En tanto, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, pidió que se le suspenda el carné y se haga una reevaluación psicofísica, mientras organizaciones que bregan por la conciencia vial pidieron que estos antecedentes se tengan en cuenta en la consideración de su pliego como juez federal.

Además de la multa dineraria, que se indicó como el máximo que habilita la normativa, el Tribunal de Faltas de San José del Rincón le aplicó a Rosatti una inhabilitación para conducir de poco más de un mes. El funcionario judicial ya había sido testeado en una oportunidad, el 13 de marzo de 2021, cuando dio positivo con 1,44 gramos de alcohol en sangre, mientras manejaba por la misma ruta 1. “Nos basamos en otros casos de reincidencia, y el único que tenemos de mayor cantidad de días de retención de licencia por alcoholemia positiva es de 60 días a un chofer profesional”, detalló el intendente, en distintos medios santafesinos.

Luego de que la situación sembrara críticas, como la que hizo la Asociación Civil Compromiso Vial, Sopérez negó privilegios, pese a que a Rosatti no se le quitó el auto, sino que fue “escoltado” a su casa. En ese sentido, el mandatario de Juntos por el Cambio rechazó la existencia de un trato preferencial, dijo que no hay acarreo de vehículos sobre la ruta 1 y que tampoco es irregular que un agente de tránsito o un policía vial escolte a un conductor en infracción.

Al mismo tiempo, señaló que la multa “no es una sanción que pueda llegar a ser dolorosa para un persona con esa infracción pero es lo que hoy fija la normativa vigente y a eso nos ajustamos”. También consideró que “ni siquiera la pena económica vale por el riesgo que implica una persona al volante con semejante graduación alcohólica”. Aunque aseguró: “Cuando juzgamos no lo podemos hacer por el nombre sino por el tipo de infracción y buscamos ser justos, no favorecer ni tampoco hacer retenciones por fuera de la normativa”.

En tanto, el director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano tuiteó: “La ANSV (N de Nacional, a mi cargo) ya envió a las autoridades de Santa Fe pedido formal de suspensión de la licencia del conductor y reevaluación psicofísica” y recordó que su dependencia no tiene superioridad jerárquica respecto a la Agencia Provincial de Seguridad Vial, a cargo de Osvaldo Aimo. “El tránsito es competencia local según CN (la Constitución Nacional). Lo que hacemos es coordinar acciones”.

Desde Compromiso Vial consideraron que “las inconsistencias continúan”, al tener en cuenta que “el Sr. Rosatti es reincidente en este tipo ‘infracción’, es decir, volvió a decidir despegarse de la norma y del valor vida, y que aplicar una suspensión y monto tan insignificante en relación al daño que pudo llegar a provocar resulta poco”.  Y agregaron: “Una persona, independientemente quien sea, es aprehendido dos veces por el mismo acto antirreglamentario en donde lo que está en juego es la vida del conductor y de otras personas que pueden compartir tiempo y espacio con la misma y sólo se aplica sanción y multa escasa ¿es porque no entienden la gravedad del hecho? Acertadamente la ANSV plantea suspensión y evaluación psicofísica. Eso es avanzar sobre la situación”.

Por su parte, Sergio Kohen, de la organización Conduciendo Conciencia, consideró que “todos los ciudadanos somos iguales ante la ley y que sea el hijo de Rosatti no le da derecho a infringir la ley. En este caso es una reincidencia de un aspirante a juez y es ahí donde entra el principio de que deberían tener una conducta ejemplificadora y este tipo de antecedentes debería ser considerado en el pliego”, sostuvo. Agregó que esperan respuestas de la justicia provincial en relación a una apelación por la pena del chofer, en la causa del Colegio Ecos, un siniestro vial en el que falleció su hijo, Nicolás, el 8 de octubre de 2006.

Rosario 12