Un tapado que volvió para quedarse en el terreno político: Daniel Angelici

Luego de idas y vueltas, con muchos roces e internas de por medio, la Unión Cívica Radical (UCR) decidió que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, sea  el nuevo presidente del Comité Nacional. Se dio tras un intento de desplante del espacio porteño UCR-Evolución que presiden Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti. Según pudo averiguar Data Clave, Daniel Angelici fue un hombre clave para destrabar el conflicto.

El partido centenario vivió un 2021 repleto de peleas y con fuertes discusiones. Pero no fueron hacia afuera, sino batallas burocráticas internas que todavía no terminan de sanar y que tienen discusiones tanto dialécticas como de cargos. El ejemplo más claro se da en la Cámara de Diputados, en donde la UCR se divide entre el bloque UCR -que todavía maneja Mario Negri– y el espacio UCR Evolución, que preside el cordobés Rodrigo de Loredo.

Las internas y los señalamientos entre los dirigentes casi que se trasladaron al mismo viernes en el que se realizaron las votaciones. Esa misma semana, Morales, flamante titular del Comité Nacional, acusó a Horacio Rodríguez Larreta de ser uno de los conspiradores para discutirle la conducción del partido. Según el gobernador jujeño, el jefe de Gobierno porteño le quiso marcar la cancha luego de mencionar públicamente que su intención era jugar en la interna para ser presidente de la Nación en 2023. ¿Una coincidencia de eso? La última reunión con Mauricio Macri, otro que sueña con la hoy imposible idea de un segundo mandato. “A Morales le interesa presidir el partido para una hipotética fórmula con (Patricia) Pato Bullrich en 2023”, le señaló una fuente a Data Clave.

La presunta intromisión de Rodríguez Larreta en la interna radical fue a través de Martín Lousteau, el ex ministro de Economía de Cristina Kirchner y actual senador nacional de Juntos por el Cambio con el que fueron rivales electorales y ahora cuentan con un acuerdo político. A eso también se le suma Emiliano Yacobitti, el actual diputado nacional extremadamente cercano a Lousteau. Pero la jugada les terminó saliendo mal y ambos dirigentes llegaron al viernes sin contar con los votos necesarios para discutir con Morales. Y si bien hay muchas diferencias, la idea no es quedar sin representación. Para calmar las aguas, apareció un tapado que volvió para quedarse en el terreno político: Daniel Angelici.

El ex presidente de Boca, luego de la estruendosa derrota que sufrió su lista ante el espacio de Juan Román Riquelme que preside decorativamente Jorge Amor Ameal, tuvo un largo silencio que terminó rompiéndose en el 2021. Mantuvo sus vínculos y siguió trabajando en las sombras, pero sin un cargo político de representación. De hecho, la última entrevista televisiva fue a mediados de este año para el canal América, pero se dedicó a cuestionar a la actual dirigencia del Xeneize con especiales misivas contra el Consejo del Fútbol.

En su cuenta de Twitter, Angelici volvió a escribir en noviembre de 2021 –luego de que su última publicación fuese el balance de gestión de Boca al día 14 de diciembre de 2019- y se mostró realizando territorio y recorridas en los barrios de la Ciudad de Buenos Aires. El primer mensaje fue la creación del espacio “Radicales por Argentina”, una vertiente de la UCR que actualmente preside y que empezó a formarse con su primer comité en la villa 21.24 de Barracas. “Por una UCR Fuerte y Unida”, es el mensaje del espacio que tiene al “Tano” como principal conductor.

Pero la construcción de poder territorial no opaca el rol negociador que siempre tuvo Daniel Angelici durante el macrismo, especialmente en el terreno judicial. En este caso, el ex mandatario boquense fue el enlace de Lousteau y Yacobitti para calmar las aguas en la UCR y generar una lista de unidad que mostrara a Morales como el principal conductor. “El Tano volvió hace rato y participó de las elecciones internas de la UCR de capital a principios de año”, le señala una fuente a este medio. En esa interna, Angelici perdió en la mayoría de las comunas con Enrique “Coti” Nosiglia, el enlace con el que tuvo roces en el último tiempo pero que los termina de ordenar Lousteau.

La misma fuente le confirmó que el “Tano” fue el enviado de los radicales porteños para reconocer la mayoría de Morales y la intención de acompañarlo en la mesa de conducción del Comité Nacional. Finalmente, la lista de unidad terminó contando con Lousteau como vicepresidente segundo y con Angelici como el secretario por la Ciudad de Buenos Aires. En la noche previa a la elección, según cuenta el medio Mdz, hubo una cena-fiesta por el cumpleaños 45 de Yacobitti, en la parrilla Roldan –que pertenece al empresario Daniel Vila-, de la que participaron Nosiglia, Lousteau y Angelici, entre otros dirigentes porteños de peso. Hubo reencuentros, treguas y también algunos festejos, aunque no vinculados a una UCR de la que todavía no se sienten parte.