Una sociedad harta de multas e impuestos. Y se vienen los radares…

Una sociedad trabajadora que soporta la inseguridad con funcionarios que hace decadas que no están a la altura de las circunstancias. Con patrullajes ineficaces y controles vehiculares recaudatorios.

Con una presión recaudatoria de impuestos y multas cada vez mayor con promesas incumplidas.

No es la primera vez que lo sucedido ayer en el centro de Rosario demuestra este hartazgo ciudadano.

El conductor de un utilitario que habría cometido una infracción de tránsito – trabajando como repartidor, es bueno aclararlo – filmó la primera parte del intercambio con inspectores. También se difundió el video de la agresión policial en Mitre al 900.

La víctima es un hombre que trabaja como repartidor y cometió una infracción de tránsito al dejar el utilitario en un lugar prohibido.

El propio hombre agredido filmó el inicio de la discusión con los agentes de Tránsito que lo abordaron y le labraron una multa.

Una mujer afirmó que los agentes “lo estaban acogotando y fue por una multa de tránsito, no era un ladrón y le hicieron todas las maldades posibles, lo tuvieron contra el piso y nosotros le pedíamos que por lo menos lo sentaran en la calle”.

Recordemos en que semanas en la ciudad de Rosario se va intensificar la recaudación en multas e infracciones con la adjudicación a una empresa privada de la sanción con más de 70 radares.

La política va tener que hacer un replanteo porque hechos como el ayer van a ser cotidianos. Conseguiremos en el futuro convivir con reglas y respeto con una autoridad justa. El gran desafío.