Marcelo Saín será asesor del ministerio de Seguridad nacional: se abocará a la investigación criminal

El gobierno nacional hará oficial en las próximas horas el desembarco de Marcelo Sain en el ministerio de Seguridad que conduce Anibal Fernández. El especialista, creador de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y ex titular del Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación santafesino, estará a cargo de una asesoría especial en materia de Criminalidad Compleja.

Según la resolución por la que será oficializada su designación -a la que accedió medios de información- “resulta necesario a efectos de colaborar en el análisis con perspectiva federal, respecto de delitos instaurados o cometidos por grupos criminales organizados, con impacto en la economía ilegal y las tramas de eventual protección estatal de todas las jurisdicciones”.

El texto -que se publicará en el Boletín Oficial- explica que “se requiere el asesoramiento especializado con una óptica sociológica de la criminalidad compleja, a los fines de contribuir en una coordinación interinstitucional con los gobiernos provinciales y las autoridades judiciales competentes, para un sistematizado abordaje conjunto del delito organizado y complejo”.

Según confirmaron a los medios fuentes con acceso a los despachos de Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández ya fue notificado de los cambios y dio el visto bueno para la incorporación del funcionario, que tiene vasta experiencia en el área de investigativa. 

Fuentes oficiales confirmaron que la idea es “comenzar a darle forma a una estructura especializada dentro de la cartera nacional que se aboque a la investigación criminal, a la que paulatinamente se irán sumando más colaboradores que ya trabajaron junto a Saín en la provincia de Santa Fe”.

Sain fue designado ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe cuando asumió la gobernación Omar Perotti, pero en marzo de este año fue desplazado de su cargo para retornar a la conducción de la policía judicial, sitial del que también fue removido como parte de una maniobra política articulada por los sectores a los que Saín venía denunciando e investigando por sus vinculaciones con organizaciones criminales.