Botín de Guerra… Planeamiento

Las elecciones locales llegaron a su fin. Con el ingreso de 13 nuevos concejales para los próximos 4 años.

Ahora comienza una nueva etapa.

Es ir en busca del “Botín de Guerra”, la presidencia de la comisión de Planeamiento.

El Botín se transforma en el mejor caso, en una buena remuneración salarial. Pero no conforme, algunos tunantes ponen sus apetencias en la comisión de planeamiento del concejo.

De allí favorecer negocios inmobiliarios VIP a empresarios amigos del Poder en nuestra alicaída ciudad.

Hoy los vecinos de Fisherton enfrentan con tenacidad un proyecto inmobiliario de Luis Lamelas.

El desarrollador es Luis Lamelas y planea destinar un 80% de la construcción a viviendas colectivas y el 20 % restante a oficinas, consultorios y locales comerciales.

El proyecto de ordenanza solicita varias excepciones. El enclave es una casa de valor patrimonial está ubicada en un terreno de 9.957 metros cuadrados, delimitado por las calles Eva Perón, Cárcano, Azcuénaga y Comenius.

Es el primero de una seguidilla…