Alberto Fernández: “El triunfo no está en vencer sino en nunca darse por vencido”

El Presidente fue el único orador del acto en Plaza de Mayo por el Día de la Militancia: “Tengo muy en claro que queda mucho por hacer”, aseguró. “Este año los sueldos van a ganarle a la inflación”, prometió al tiempo que reconoció que “las urnas nos dieron un mensaje y lo escuchamos”.

El presidente Alberto Fernández relanzó esta tarde la “segunda etapa de su Gobierno” en un multitudinario acto en Plaza de Mayo por el Día de la Militancia, en el que llamó a asegurar “un rotundo triunfo en 2023”.

“Este es el día para dar inicio a la segunda etapa de nuestro Gobierno” que empezará “con toda la fuerza para levantar lo que haya que levantar en Argentina”, dijo el jefe de Estado.

“Las urnas de las PASO nos dejaron un mensaje y nosotros escuchamos ese mensaje; también oímos el mensaje de las elecciones del domingo; tengo muy en claro que hay mucho por hacer y hay muchos que están esperando que este Gobierno haga mucho más y lo vamos a hacer porque tenemos la voluntad de hacerlo”, expresó.

Sobre las voces opositoras, Alberto Fernández indicó: “Se preguntan, ‘si perdieron ¿qué celebran?'”. “El triunfo no es vencer sino es nunca darse por vencido”, respondió y agregó: “una vez más demostramos que no nos han vencido porque tenemos más ganas que nunca”.

En ese marco, señaló a los que especularon con el dólar y a los que dijeron que esta semana una Asamblea legislativa iba a elegir un nuevo presidente. “El Presidente que está acá es el que eligió el pueblo argentino en 2019”, retrucó.

“Nos quedan muchas batallas por dar, terminar con la deuda, enfrentar a los formadores de precios que todos los días aumentan los precios, controlarlos y decirles ‘basta’. El primer objetivo es recuperar la economía de una vez y para siempre, hacerla crecer, llenar la industria de trabajadores, hacer crecer el campo, que los ingresos que genera esa economía se distribuyan igualitariamente entre todos los argentinos. Que los que tienen planes tengan un empleo digno. No estamos para sacar derechos, estamos para dar más derechos”, sentenció.

Además, consideró necesario “trabajar con mucha firmeza” y “reconstruir las fuerzas de seguridad que, al servicio de la democracia, defiendan a los ciudadanos” y que “persigan a los delincuentes” para que luego sean sometidos a “un juicio bajo el sistema del estado de derecho”.

En otro tramo de su discurso volvió a llamar a la oposición al diálogo y se mostró muy duro con quienes se niegan a conversar: “Si Macri no quiere hablar, que se quede solo con sus amigos haciendo negocios; si Milei no quiere hablar, que se quede encerrado con aquellos que niegan la diversidad y el terrorismo de Estado. Nada tenemos que hacer con ellos”.

“Que los que nos quieren boicotear, nos dejen trabajar de una vez y para siempre. El odio es contagioso, pero mucho más contagioso es el amor y la esperanza. Hay una Argentina que espera crecer y va a incluir a todos”, agregó.

Además, indicó de cara al futuro: “Yo en estos dos años, voy a cumplir la palabra que empeñé en esta plaza. Primero concentraré todo mi esfuerzo para que la economía trabaje al 100% y que resurja el empleo formal; vamos a seguir trabajando para fortalecer la salud, la educación pública y la investigación en ciencia y la tecnología para que la Argentina pueda progresar”.

También dejó un mensaje hacia dentro del Frente de Todos. “Si algo hicimos bien fue construir el Frente de Todos que nos unió y nos dio fuerza para convocar a nuestro pueblo. Quiero que el tiempo que se inicia no sea un tiempo de silencio, que debatamos de cara a la gente. Sabemos que somos una fuerza diversa pero con comunes denominadores”, dijo.

“Mi mayor aspiración es que en el 2023 desde el último intendente hasta el presidente lo elijan los compañeros del Frente de Todos. Nadie nos ha vencido, sólo es vencido el que pierde las ganas de luchar. Todos y todas hacemos falta. Gracias por este maravilloso día peronista”, cerró.

Previo al acto, la CGT, la CTA, La Cámpora y organizaciones sociales y políticas emitieron un comunicado, en el marco del Día de la Militancia, en el que consideraron que “se abre una nueva etapa para nuestro país: la de avanzar hacia un futuro mejor”.

“Debemos transitar el camino que nos conduce hacia el crecimiento económico, la reactivación de la industria, la creación de empleo, la llegada de inversiones y la recuperación de los salarios. Un camino que cuide el bolsillo de las familias argentinas y de cada trabajador y cada trabajadora”, señalaron.

A su vez, en el texto se indica que “El futuro que tenemos por delante tiene como ejes centrales la continuidad de la recuperación económica, el fortalecimiento de los salarios, la reducción de la inflación y la creación de empleo”.

“Acompañamos al gobierno para consolidar este crecimiento económico con redistribución equitativa e inclusión social y lo hacemos para que pueda cumplir y honrar el compromiso asumido con cada argentina y cada argentino”, cerraron.

La concentración fue convocada en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio, para conmemorar la fecha histórica para el peronismo, que recuerda el regreso al país en 1972 del expresidente y líder del movimiento justicialista, Juan Domingo Perón.

El 17 de noviembre de 1972, el general Juan Domingo Perón volvía a la Argentina tras 17 años de exilio, después del golpe de Estado que en 1955 lo había derrocado de la Presidencia. El peronismo recuerda esa fecha como un símbolo de la resistencia y la militancia, fortalecida por casi 18 años de proscripción.

Uno de los presentes fue el líder del Sindicato de Empleados de Comercio, Armando Cavalieri, con una columna propia. “Esta fecha marca el inicio de la incorporación de los trabajadores a la vida política del país, el comienzo de la promoción y la instauración de los derechos de la clase obrera”, dijo el secretario general de FAECYS.

“Esta jornada constituye, sin dudas, un acontecimiento especial para recordar y para poner en valor al esfuerzo de todos y todas las compañeras que como aquellos trabajadores, que por sus tareas esenciales debieron exponerse a todo tipo de riesgos por el bien común, trabajan día a día para construir un país mejor”, destacó Cavalieri.

“El difícil contexto que nos toca atravesar nos convoca a trabajar unidos y con suma responsabilidad: a partir de la construcción de consensos y sin descuidar nuestras convicciones, debemos lograr que toda la clase dirigente –política, sindical y empresarial–, aporte un esfuerzo agregado para salir de este mal momento”, agregó el gremialista mercantil.