El Frente de Todos pierde el quórum del Senado con derrotas en Chubut, La Pampa y Santa Fe

El bloque de senadores tendrá 35 bancas propias, a dos de las 37 que se necesitan para habilitar una sesión. Los aliados suben cotización de sus acciones. Juntos por el Cambio aumenta su poder en una Cámara siempre peronista.

Tanto en Chubut, La Pampa y Santa Fe, la coalición Juntos por el Cambio ratificó los números que obtuvo en las PASO y se quedó en las tres con las dos bancas por la mayoría. En la patagonia, el diputado nacional Ignacio Torres pegará el salto a la Cámara alta luego de sumar el 40% de los votos frente a los 28% que alcanzó el oficialismo.

En Santa Fe, sin sorpresas, la lista que encabezó Carolina Losada se impuso con el 40% de los votos a la lista que armaron Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Omer Perotti que se quedó en 32% con el 80% de los votos escrutados.

Si había un distrito donde deposita la fe más absoluta el Frente de Todos es en La Pampa, donde el peronismo no perdía una elección desde la vuelta de la democracia en 1983. El macrista Martin Maquieyra, actual diputado nacional, sostuvo los números que tuvo la interna de cinco listas en JxC y se alzó con una victoria con más de 6% de diferencia con el Frente de Todos.

El bloque que comanda José Mayans en la Cámara alta, habituado a la comodidad del número y el quórum propio, deberá reconfigurar su estrategia interna. Las actuales 41 bancas bajaran a 35, dos menos que las 37 que se requieren para la mayoría propia. En un recinto con 5 bloques provinciales que podrán oscilar como aliados, las negociaciones serán más cotidianas.

Por su parte, Juntos por el Cambio mutará de una oposición testimonial a una oposición con poder de fuego. Las 23 bancas que tiene en la actualidad podrían superar las 30 y acercarse como nunca a la fuerza peronista.