Anita Martínez: “No podemos dejar de indignarnos por la corrupción, por las mentiras”

En 2013, Anita Martínez dejó la conducción televisiva y saltó a la política como candidata a concejala del PRO. Dos años después, quedó a tan solo 1,2 puntos de a arrebatarle la intendencia al socialismo, que había apostado a la reelección de Mónica Fein.

Desde entonces, fue una de las principales figuras del macrismo local y pudo mantenerse a flote de las turbulencias permanentes que enfrentó el partido. A pocas horas de la veda, Ana Laura Martínez dialogó con LPO sobre el resultado de las PASO, el futuro de Juntos por el Cambio en Rosario y la necesidad de generar consensos generacionales entre la nueva dirigencia.

En Rosario, la lista de Juntos por el Cambio no tuvo la contundencia que obtuvo en otros distritos y a nivel nacional. ¿Qué lectura hicieron de ese resultado?

Particularmente, nuestra ciudad tiene un sello distintivo por la fragmentación que hubo en las internas (se presentaron 54 listas de las cuales pasaron a las generales solo 5). Es evidente que hay una mayor diversidad, se piensa más el voto y entiendo que hay que hacer un mea culpa de los partidos tradicionales que no han generado acuerdos, sobre todo generacionales.

De los cinco candidatos que compiten para el Concejo, cuatro coinciden generacionalmente: ¿Usted plantea la posibilidad de conformar mesas de diálogo a pesar de las diferencias políticas?

Totalmente. El hecho de pensar distinto, no solo ideológicamente sino también hacia donde queremos llevar a la ciudad, existe obviamente pero también vamos a encontrar coincidencias. En este presente, tenemos que hacernos cargo de la inseguridad, de la educación, de la falta de trabajo y ahí veo un abandono del Estado nacional, provincial y municipal que en estos dos últimos años, cosas que hicimos bien hasta el 2019 no se acompañaron, sobre todo respecto a la seguridad.

En definitiva, la pandemia vino a mostrar una foto de toda la desinversión de los últimos 20 años. La cantidad de promesas incumplidas de todos los partidos políticos y con esto incluyo al Frente Progresista que tiene una gran responsabilidad al haber gobernado 30 años Rosario y 12 la provincia de Santa Fe. Nuestra generación y las que vienen, no se bancan que no se den respuestas y son muchos los sectores que han perdido el miedo como los chicos en las escuelas, el periodismo, los comerciantes a quienes les tiraron la AFIP encima como hacía el kirchnerismo.

Hay que hacer una línea de tiempo y pase lo que pase el domingo, después del 14 tenemos muchas cosas que trabajar.

¿Se pueden lograr esos mínimos acuerdos que supere la grieta, donde la artillería de campaña muchas veces roza el ataque personal y lo político queda en segundo plano?

Se puede en tanto y en cuanto hay cuestiones como ciudadanos que no podemos dejar de lado. No podemos dejar de indignarnos por la corrupción, por las mentiras, o cuando el kirchnerismo no tiene a Rosario en el radar, con la mugre que tenemos en la ciudad. Va más allá de la grieta, sino del día a día.


El caso más cercano que tenemos es la denuncia a Lisandro Cavatorta (candidato del Frente de Todos) que hice pública en el debate pero que presentamos en la justicia electoral y también ante la Oficina Anticorrupción porque se está utilizando un auto de la CNRT, que debe controlar el transporte, para hacer campaña. Se utilizan subsidios que aportamos de nuestros impuestos para su campaña. Se dice el concejal de la calle pero antes de asumir ya tiene los mismos artilugios que el kirchnerismo.

Según Cavatorta, usó ese vehículo en dos oportunidades que lo pasó a buscar uno de los integrantes de la lista que es, precisamente, el director de la CNRT en Santa Fe para ir a un acto por la vuelta del ferrocarril.

Vimos en sus redes que el auto que fue usado muchas veces, tenemos los datos de a qué dependencia pertenece y lo peor que puede hacer es mentir. Se tiene que hacer cargo, ya que se diferencia del gobernador y dice que hay que hacerse cargo de la inseguridad pero después termina arreglando con lo peor que es La Cámpora y el kirchnerismo. Tendría que haber dicho, me equivoqué, pero está usando fondos de los santafesinos para hacer campaña. Y algo que no puedo dejar al margen es que ninguno de mis colegas en el debate se inmutó o se indignó, naturalizando un hecho con la corrupción.

¿Cómo está su relación con Pablo Javkin? Porque hasta hace muy poco, junto a Carolina Losaa (candidata al Senado de Junto por el Cambio) lo visitaron en el despacho municipal.

Personalmente, con Pablo entiendo que tenemos el mismo aprecio. Hubo una situación que se politizó por una candidata de Granadero Baigorria, que pertenece a su espacio político, donde tuvo que ver mi hijo que tiene 14 años que se peleó con el hijo de ella que tiene 17 y ese hecho institucionalizado dentro de la escuela, se usó para la campaña. Lo responsabilicé porque fue su candidata de esa localidad la que utilizó a los menores para hacer política. Hay límites que no se deben pasar.

¿Estuvo involucrado su marido en ese hecho?

Mi marido había ido a buscar a mi hijo y los intentó separar porque fueron diez segundos.

¿No alentó a la pelea como dice la denunciante?

En absoluto.

¿Qué resultado esperan en Juntos por el Cambio para las generales?

Siento que nos va a ir bien. Que es una forma de decir basta de corrupción, de mentiras, de ninguneo y de subestimar a los argentinos. Si bien, yo soy la candidata local, es importante entender que logar los dos senadores de Santa Fe, de los 5 que necesita Juntos por el Cambio, es revalorizar el lugar de la provincia.

¿Y en el Concejo Municipal?

Ojalá que nos vaya muy bien porque necesitamos ser una oposición responsable y si quedamos debajo del Frente Progresista, vamos a ser una oposición que esté siempre pensando en los ciudadanos y no en los acuerdos políticos internos.

Hasta ahora, el PRO fue la principal fuerza opositora, estuvo dos veces a punto de ganar el gobierno de Rosario y el de la provincia. ¿Cree que ahora ese lugar lo va a pasar a ocupar el radicalismo?

Lo va a ocupar Juntos por el Cambio. Coincidimos en que va a ser la opción de poder que más crezca al 2023 y ahí iremos transitando de la mejor manera poniendo por sobre todas las cosas el para qué y el por qué estamos acá.

¿Ve al socialismo y a Pablo Javkin coincidiendo en un frente con Juntos por el Cambio?

¿No son lo mismo? (risas) Todo puede pasar. Antes del lamentable fallecimiento de Miguel Lifschitz era una posibilidad la conformación de un gran frente. De hecho, yo fui la que acordó la primera reunión en diciembre de 2019 entre Pablo Javkin y Rodríguez Larreta. Estamos todos tendiendo puentes. Es fundamental tener buenos vínculos.

Le hemos consultado al resto de los candidatos, que han accedido a ser entrevistados, sobre las causas judiciales que han puesto en evidencia los vínculos del narcotráfico y el dinero que genera con empresarios, funcionarios judiciales y políticos. ¿Usted que opinión tiene?

Hay que defender enérgicamente la división de poderes y darles más respaldos a los fiscales que investigan estas causas.

¿Cree que la Legislatura intenta avanzar sobre el Poder Judicial en Santa Fe?

Se está llegando a un punto donde se están tocando intereses que desconozco. Por eso es importante la división de poderes y que cada uno de las explicaciones que tiene que dar. Tenemos que insistir en que se respete el ámbito de cada poder y que a quienes se convoque, den las explicaciones que tenga que dar. La política no tiene que interferir.

Por Fabricio Navone

LPO