“Acá entramos todes”: Beneficios fiscales para los comercios que adhieran al programa

La comisión de Feminismos y Disidencias aprobó una iniciativa que establece beneficios fiscales para comercios con talles inclusivos de indumentaria y sin género.

La reunión semanal de la comisión de Feminismos y Disidencias tuvo lugar hoy, martes 9, en horas de la tarde en la sala de reuniones del edificio Anexo “Alfredo Palacios”. El encuentro fue presidido por la titular de comisión Caren Tepp, de Ciudad Futura-FSP. Asimismo participaron su compañera de bancada Luz Ferradas; Marina Magnani, de Unidad Ciudadana; Lorena Carbajal del bloque Socialista; y Susana Rueda, de Rosario Progresista. 

Al inicio de la reunión obtuvo el pase a la comisión de Presupuesto el proyecto de ordenanza de la concejala Ferradas basado en un programa-sello denominado “Acá entramos todes” que bonifica tasas municipales y DReI al 50% por 12 meses a aquellos locales comerciales que incluyan en su nómina seis talles por prenda, por género y /o prendas denominadas sin género.

En este marco, fija que la bonificación puede “renovarse de forma anual previa constatación”.

La tabla de talles que toma como referencia es la resultante del Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI). El mismo está contemplado en la ley nacional 27521 que crea un sistema único normalizado de identificación de talles de indumentaria.

La adhesión al programa-sello es de carácter voluntario por cada uno de los locales comerciales.

El proyecto fue suscripto junto con la autora, por las edilas Tepp, Rueda, y Magnani quienes firmaron el proveído; optando la concejala Carbajal por realizar las consideraciones correspondientes en la comisión de Presupuesto.

También tuvo lugar la Audiencia con Mujeres Conductoras:

Expusieron en la reunión un grupo de mujeres entre la que se encontraba la conductora profesional distinguida por el Concejo Municipal Dolores Guldris, quien oportunamente presentó el proyecto para la creación del programa Mujeres Choferesas y Recolectoras de Residuos, iniciativa que tomó legislativamente la concejala Gigliani.

Ambos proyectos apuntan a la paridad de género, y a combatir la desigualdad de oportunidades que tienen las mujeres a la hora de ser seleccionadas para un puesto ligado a la conducción profesional tanto en el ámbito público como privado.


En cuanto a su presentación hoy en la comisión hicieron consideraciones sobre la disparidad de hombres y mujeres en el transporte urbano de pasajeros y en el servicio de taxis. Asimismo solicitaron la incorporación de mujeres en el plantel permanente del personal de la conducción de camiones de recolección de residuos como también del personal operativo (corredoras).

Además, reclamó Guldris a las concejalas para que trasladen a sus pares el pedido de celeridad en el tratamiento de todas las iniciativas ligadas a la conducción profesional de la mujer.

“Hoy el TUP solo tiene 0,6% de mujeres sobre más de 1200 conductores”, agregó Gigliani.

Más tarde, la edila de Iniciativa Popular pidió “diversificar la mirada, no pensar solamente mujeres arriba el taxi o el TUP”, y cubrir vacantes para conducción profesional en el marco del programa de Mi Bici Tu Bici, o en la recolección de residuos.

Además hizo hincapié en la necesidad de contar con un Registro Único de Mujeres Conductoras.

Para graficar el cuadro de situación, se expuso por ejemplo que “de las 13840 personas habilitadas para conducción de taxis, 13074 son varones”. Por tal motivo reclamaron además paridad en el otorgamiento de licencias; y advirtieron por la dificultad para cumplir con los requisitos estipulados (como por ejemplo Años de Experiencia al Volante). “Debe haber una reglamentación distintiva, para partir en un futuro de un piso igualitario”, culminaron.