OBTUVO DESPACHO EN GOBIERNO EL PROYECTO DEL CÓDIGO DE CONVIVENCIA

Pasadas las 23 del jueves 4 de noviembre, edilas y ediles de la comisión de Gobierno dieron despacho por unanimidad al Código de Convivencia, proyecto del Departamento Ejecutivo Municipal que reemplaza al actual Código de Faltas.

Según se acordó, el despacho se aprobó en general y luego en el recinto se realizarán modificaciones.

La comisión estuvo presidida por Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, e integrada por Verónica Irizar, del bloque Socialista; Roy López Molina, de Cambiemos; Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Caren Tepp, de Ciudad Futura-FSP; Daniela León, de Unión Cívica Radical-Juntos por el Cambio; y Fabrizio Fiatti, de Creo. También estuvieron presentes Lorena Carbajal, del bloque Socialista; Alejandro Rosselló, de Juntos por el Cambio; Norma López, del Frente de Todos-PJ; Agapito Blanco, de Cambiemos; Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura-FSP, y la propia presidenta del cuerpo María Eugenia Schmuck.

El análisis y debate del Código de Convivencia –que reemplazará al Código de Faltas, aún en vigencia– se desarrolló durante 6 meses. El mensaje del Departamento Ejecutivo había ingresado al Concejo en marzo pasado y su tratamiento comenzó el 28 de abril.

El martes 2 de noviembre, los ediles habían determinado pasar la reunión a cuarto intermedio y en la jornada de hoy se lograron plasmar los acuerdos en un despacho común del proyecto, en general.

El proyecto oficial que luego de los aportes de los distintos bloques alcanzó los 348 artículos se planteó como una recopilación de la legislación de faltas, procedimientos y sanciones del municipio con el objetivo de mejorar la convivencia y el respeto ciudadano.

El nuevo código incluye derechos vinculados al medio ambiente, el género y la multiculturalidad, entre otras consideraciones.

Y entre las propuestas se destacan la posibilidad de que los vecinos realicen denuncias a través de fotos y videos con actas sujetas a aprobación, el recurso de reconsideración ante el departamento ejecutivo, la organización de la justicia administrativa de faltas, la creación de fiscalía de faltas.

Entre las tipologías se advierten las faltas contra los consumidores, la publicidad, los espectáculos públicos, la contaminación, el arbolado público; se incluyen faltas por obras particulares y las que involucran a peatones, entre otras.

También se incorporan las faltas por discriminación, la protección de las mujeres y el colectivo LGTBQ+, las infancias, las personas con discapacidad. Otro de los aspectos que se suma es la protección a los animales.