Se incorporan 500 taxis y más de la mitad serán titulares y conductoras mujeres

Ante el incremento de la demanda, 208 licencias que hoy están caducadas se otorgarán nuevamente y se licitarán 300 nuevas chapas. No se descarta incorporar más.

Con el objetivo de establecer mejoras en el servicio y para dar respuesta al incremento de la demanda, el municipio incorporará más de 500 chapas al servicio de taxis. Se trata de 208 licencias que hoy están caducadas y que se otorgarán nuevamente a partir de una convocatoria pública, y 300 licencias que se incorporarán a partir de una solicitud de ordenanza que se enviará al Concejo Municipal. Como mínimo la mitad de las titulares y trabajadoras deberán ser mujeres.

En la actualidad la ciudad cuenta con 3.875 licencias habilitadas para brindar este servicio, de las cuales 3.620 están operativas y 225 en caución. A estas unidades se suman 208 chapas que hoy se encuentran caducadas, por lo que están inhabilitadas para brindar el servicio.

En cuanto a quienes conducen los vehículos, hay un total de 13.840 personas habilitadas. De éstas 13.074 son varones y 766 mujeres.

Este proceso que pone en marcha la Municipalidad de Rosario no solo busca incrementar la cantidad de taxis recorriendo las calles de la ciudad, sino que también busca revertir la inequidad de género que hay en la actividad. En este sentido, al menos la mitad de estas nuevas chapas estarán a cargo de mujeres y lo mismo sucederá con quienes conduzcan estas unidades, ya que como mínimo el 50% deberán ser mujeres.

Es importante agregar que para la adjudicación de las nuevas licencias tendrán prioridad las y los actuales conductores del sistema de taxis.

Cada una de estas nuevas chapas, tendrá otorgado el permiso de prestación por un lapso de 10 años. En cuanto al cronograma, estarán operativos bajo el régimen de 16 horas priorizando los fines de semana y horarios de mayor demanda.

De igual modo, la Municipalidad de Rosario continuará monitoreando la prestación del servicio de taxis, analizando el cumplimiento de los cronogramas y la demanda de viajes, sin descartar la posibilidad de incorporar nuevas licencias al servicio en un corto plazo (que se sumarían a estas 500 chapas).