Vicentin: Con U$S 10 millones de caución los directivos evitaron la prisión preventiva

La fiscalía había solicitado por falsear balances y estafa la prisión preventiva de cinco directivos y que se le coloque una tobillera electrónica al expresidente del directorio, Daniel Buyatti, pero el juez no la otorgó y fijó una caución de U$S 10 millones.

El juez Roman Lanzón desestimó el pedido del fiscal Miguel Moreno de dictar prisión preventiva para los ejecutivos de Vicentín, Omar Scarel, Roberto Gazze, Alberto Macua, Miguel Vallaza y Javier Gazze quienes se encontraban en la dirección en 2019 cuando la empresa produjo el millonario default. Además, rechazó el pedido de uso de tobillera electrónica y la prohibición de abandonar el país para el presidente de la firma en el momento de la cesación de pagos, Daniel Buyatti. En paralelo, les pidió que fijen un seguro de caución de 10 millones de dólares, un 50% más alto, del ofrecido.

Como así también, los 14 ex ejecutivos imputados por estafa no podrán salir del país.

Por su parte, la defensa de los ex integrantes del directorio de Vicentin rechazó las acusaciones hechas por la fiscalía y pidió la prescripción en la acusación por confección de balances falsos de 2017 y 2018 por haber transcurrido más de dos años. También atacó la acusación por falta de imputaciones concretas. Exigió que la fiscalía segmente roles de los acusados y no haga acusaciones genéricas a un directorio en el que se cumplen distintos roles y funciones. “Díganme donde intervino cada uno, cómo se materializó el engaño del que los acusan, cuáles fueron los vehículos utilizados para concretarlos”, sostuvo Ilharrescondo.

Las querellas representan a cinco entidades financieras internacionales que denunciaron a Vicentin por haberlos engañado con el ocultamiento del pasivo de la empresa a través de balances falsos; el corredor de cereales Comoditties SA; y el Banco Macro.