Se politizó la marcha en reclamo de seguridad y Javkin y Perotti fueron increpados por los convocados

En la marcha de esta noche por demanda de seguridad y de justicia por el asesinato del arquitecto Joaquín Pérez en Arroyito como el de tantas otras víctimas que dieron origen a Rosario Sangra, cuando se acercó el gobernador Perotti y el intendente Javkin rápidamente fueron increpados por los manifestantes, familiares y víctimas de la inseguridad hasta ser expulsados a empujones mientras escuchaban los reclamos de los presentes.