El Taller Ecologista participará en el caso Petroquímica

Un juez habilitó a la ONG a ser parte de la investigación por contaminación de la ex Electroclor de Capitán Bermúdez.

El juez Alejandro Andino resolvió admitir la participación del Taller Ecologista como “tercero”, con un alcance de participación accesoria a la Provincia de Santa Fe, permitiendo suplir inacciones, sumar iniciativas de prueba y tener participación activa dentro del procesos de remediación. Desde la ONG Taller Ecologista celebraron la decisión y nuevamente advirtieron que el predio ubicado en Capitán Bermúdez sigue estando contaminado con sustancias químicas tóxicas con un gran potencial de daño a la salud y el ambiente.

El pedido de Taller Ecologista había sido presentado el 14 de abril, en referencia a la causa civil que la provincia de Santa Fe tiene contra Petroquímica Bermúdez con el objetivo participar en el proceso y colaborar con la provincia de Santa Fe en los procesos de remediación del predio ubicado en la vecina ciudad. La decisión por la positiva del Juzgado de 1º instancia en lo Civil y Comercial de San Lorenzo -celebrada y largamente esperada por la organización socioambiental- fue dada a conocer este 19 de octubre.

“La tercería es una figura jurídica que permite ingresar a un proceso, en este caso la demanda fue iniciada por la provincia de Santa Fe contra la empresa. Ahora nuestra organización -que tiene legitimación para participar- se sumaría como tercero. A través de esta figura se manifiesta el interés jurídico en que se logre la remediación, y colaborar en los controles que sean necesarios, aportar conocimientos, etc”, explicaron desde la ONG.

Esta decisión, junto a la sentencia del juez Carlos Gazza -que recientemente ordenó reabrir la causa por contaminación contra la Petroquímica Bermúdez- es un puntapié  en cuestión ambiental. “Aunque a la fecha la resolución del juez no se encuentra firme, creemos que en el caso de que la empresa o la provincia apelen esta resolución, la Cámara coincidirá con el juez Andino, ya que los procesos ambientales prevén figuras que representan a los derechos de incidencia colectiva”, señalaron.

Efectivamente, como lo publicó Rosario/12 el juez penal de primera instancia de San Lorenzo, Carlos Andrés Gazza, había ordenado la reapertura de la causa penal por daño ambiental contra la Petroquímica Bermúdez, (ex Electroclor) rechazando los planteos del representante legal de la fábrica, quien pidió la prescripción y también “falta de legitimación del Ministerio Público de la Acusación”. El magistrado aceptó así el pedido de los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra de continuar la investigación y dejar nula la resolución previa de un juez que siguió el criterio del exfiscal regional de Rosario, Patricio Serjal, de no continuar adelante con la investigación. Serjal sigue detenido e investigado en el marco de la causa de “juego clandestino” por recibir coimas de Leonardo Peiti, imputado como jefe de una asociación ilícita.

Concretamente, Gazza declaró nula la resolución dictada por el juez Juan José Tutau el 8 de marzo de 2019, en la que declaró abstracta la cuestión penal y en consecuencia, decidió la extinción de la acción en relación a Sergio Taselli, Máximo Taselli y Matías Gallegos.

El nuevo juez señaló que el anterior magistrado -que convalidó el cierre del trámite penal contra la empresa- fue perjudicado al momento de resolver, porque le ocultaron información. “Resulta claro a partir de la declaración de Tutau que no se le expusieron las circunstancias claras, completas, de todo el devenir que había llevado el proceso, para llegar a que el fiscal pidiera en una audiencia un criterio de oportunidad. Esto es claro al escuchar no solo al magistrado, sino también el registro de audio y video”, señaló Gazza.

A mediados de octubre, Taller Ecologista tuvo la oportunidad de dialogar con concejales y concejalas de la ciudad de Capitán Bermúdez, sobre la situación ambiental del predio y uno de ellos mencionó, en esa ocasión, que se estaba haciendo el filtrado de las aguas subterráneas.

En el mismo sentido, el 21 de octubre, el fiscal Edery comentó públicamente que en ocasión de hacer un recorrido por la planta, detectaron la presencia de un caño que estaría llevando agua a un pozo, que en estudios previos dio concentraciones altas de un hidrocarburo. Esta actividad no estaría contando con la autorización de la provincia, pudiendo modificar la situación de contaminación de las napas del predio.


La ONG socioambiental, con 36 años de trabajo en Rosario y la región, desde hace una década viene alertando sobre los altos riesgos para la salud y el ambiente devenidos del predio donde funcionó la empresa Petroquímica Bermúdez S.A. la cual cerró sus puertas en el año 2013, dejando un riesgoso pasivo ambiental propio, sumado al que había heredado de su antecesora, la ex-Electroclor.