Nación destinará 575 agentes federales para combatir el narcotráfico en Rosario

En conferencia de prensa, Manzur, Aníbal Fernández, De Pedro y Perotti realizaron anuncios sobre seguridad para Santa Fe, en el medio de la crisis por el narcotráfico.

La presentación tuvo lugar este mediodía en la sala de conferencias de Casa Rosada. En la misma, Aníbal Fernández anunció el despliegue de 575 efectivos de fuerzas federales entre los próximos 15 y 20 días para reforzar la seguridad en la provincia de Santa Fe.

A su turno, Omar Perotti destacó como “una noticia importante para la provincia” el envío de los efectivos nacionales de seguridad y la creación de una nueva unidad móvil. “Es una señal concreta de una decisión del Gobierno nacional de tomar este tema como propio, con responsabilidad y definición que el presidente Alberto Fernández dejó claramente establecido cuando visitó Santa Fe”, deslizó.

También anunció que se creará una nueva unidad de Gendarmería Nacional Argentina, la número 7, que funcionará a partir del mes de marzo de 2022 en Rosario y en Santa Fe capital con 1.000 uniformados y estará “exclusivamente dedicada a la lucha contra el narcotráfico y el delito complejo”.

Juan Manzur, por su parte, indicó que “la instrucción del Presidente” es “redoblar esfuerzos para reforzar la seguridad en Santa fe”.

El titular de la cartera de Seguridad había adelantado en diversas entrevistas que se tomó “una decisión” sobre las acciones que se llevarán a cabo para trabajar sobre el tema, con especial foco en la situación que se vive en Rosario.

En declaraciones a radiales, Aníbal Fernández sostuvo hoy que la situación en la provincia de Santa Fe y particularmente en la ciudad de Rosario “importa” y se debe “encontrar una solución”. A su vez, planteó la necesidad de “seguir trabajando con mucha más inteligencia criminal” para enfrentar el delito.

Consideró que la tarea del Ministerio debe ser “definir el universo que se va a trabajar” con el cuidado del caso y “haciéndose de los elementos que están al alcance de la mano, que es lo que está sucediendo todos los días”.

Fernández detalló que los efectivos federales adicionales estarán destinados “no solo a Rosario y Santa Fe capital, sino también a las rutas que unen ambas ciudades y a las que vienen desde el norte del país”. Tal es el caso de la Ruta Nacional 34, que une a Rosario con Bolivia, y es uno de los principales camino de ingreso de la droga que luego se comercializa en el sur de la provincia de Santa Fe.