Renunció el vocero presidencial Juan Pablo Biondi

Anunció su salida “indeclinable” con un escrito en Twitter. Conoció al Presidente hace 13 años, trabajó en distintas dependencias públicas y con el empresario Lázaro Báez. Fue resistido por el cristinismo desde el inicio de la gestión.

Biondi escribió que espera que su alejamiento sirva para pacificar los momentos que se viven y le deseó al presidente, Alberto Fernández, que “esta nueva etapa que comienza sea superadora de la precedente. Tengo la certeza que así será y que en esta nueva instancia de su gobierno cuente con un nuevo elenco de colaboradores para enfrentar los desafíos venideros”.

En la renuncia mencionó también a la vicepresidenta, quién lo acusó de dedicarse a armar operaciones con los medios. “Me ofenden y lamento las malas interpretaciones que hiciera sobre mí la señora Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, al considerarla una líder indiscutible del espacio político que representa ella junto con usted. Siempre he sido una pieza de armonía, concordia y tolerancia en mis funciones y profesional en mi relación con los medios de comunicación”, expresó.

Finalmente, el ex funcionario reiteró “el inmenso honor de haberlo podido acompañar en esta enorme tarea, cargada sobre sus hombres y de todo su Gabinete, la tremenda tragedia humanitaria como es la pandemia del COVID 19, que nos lastimó desde marzo del año pasado y que la hemos enfrentado sin ambages”.