Los cambios de gabinete que analiza Alberto Fernández con la salida de Cafiero en primer lugar

El jefe de Gabinete está dispuesto a dar un paso al costado para descomprimir la situación. El Presidente apuesta a preservar la coalición oficialista y designar ministros en puestos claves que compartan su perspectiva.

El objetivo de Fernández es buscar consensos políticos entre gobernadores, intendentes y legisladores para ocupar los principales ministerios.

Desde la noche del domingo a la actualidad, el Gobierno Nacional atraviesa días muy convulsionados que tienen como protagonistas al presidente, Alberto Fernández, y a la vice, Cristina Fernández de Kirchner en una interna que arde.


Las últimas informaciones señalan que el Presidenta ya piensa en cambios en el gabinete y Santiago Cafiero está dispuesto a dejar su cargo para que la imagen presidencial no siga desgastándose. El objetivo de Fernández es buscar consensos políticos entre gobernadores, intendentes y legisladores para ocupar los principales ministerios.


Según señala Infobae, Alberto Fernández preservará las designaciones del jefe de Gabinete, el ministro del Interior, la Cancillería y el Palacio de Hacienda, y está dispuesto negociar la fusión de ministerios y secretarías para lograr que “los funcionarios funcionen”. Para él Juan Pablo Biondi y el secretario General, Julio Vitobello, son intocables. También se espera que Vilma Ibarra continúe como secretaria Legal y Técnica, lo mismo Martín Guzmán y Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis, Carla Vizzotti y Matías Lammens en sus respectivos cargos.


Por otro lado, el Primer Mandatario aceptará las renuncias de Eduardo “Wado” de Pedro (Interior) y Juan Cabandié (Medio Ambiente), pero mantendrá en sus cargos a Luana Vonovich (PAMI), Fernanda Raverta (ANSES), Martín Soria (Justicia), Tristán Bauer (Cultura), Norberto Salvarezza (Ciencia), Paula Español (secretaria de Comercio Interior), Victoria Donda (INADI), Martín Sabattella (Acumar) y Pablo Ceriani (Aerolíneas Argentinas).

El mandatario tendría “bastante avanzada” la renovación del gabinete, tal y como varios funcionarios del ala kirchnerista y la propia vicepresidenta demandan. Según Alberto, los cambios estarán impresos por una “fuerte impronta peronista”. “Ya lo tengo bastante avanzado”, afirmó el presidente, y agregó: “Voy a ordenar el gabinete y terminar con esta discusión”. 

Se prevé la que el nuevo gabinete será elegido por el mandatario, respaldado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y contará con la supervisión del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa como mediador.  La tarea del mandatario de cara a las próximas horas será definir los primeros cambios en el ministerio, con perspectivas a las generales el 14 de noviembre.