La bronca de la gente por las demoras para votar hizo que muchos se fueran sin sufragar

Durante la mañana en nuestra ciudad no se pudieron armar las mesas por la ausencia de las autoridades y en otras escuelas las colas se hacían larguísimas por la lentitud en el proceso. Las quejas de la gente hizo que la Cámara Nacional Electoral ampliara el ingreso de entre 10 y 15 electores por mesa. 

Finalmente después del mediodía la Justicia Federal dispuso una alteración del protocolo sanitario pudiendo entrar entre 10 y 15 votantes a la vez, para evitar aglomeraciones en la calle.

La resolución dictada por el juez federal de Santa Fe Reinaldo Rodríguez ordenó a los responsables del operativo electoral relajar las restricciones de acceso público en los lugares de votación para agilizar el trámite del sufragio buscando evitar aglomeraciones en los alrededores de cada escuela.