La AGP ya gestiona la Vía Navegable Troncal por un año

En los próximos doce meses, el gobierno, las provincias y los distintos sectores que intervienen en el canal elaborarán el pliego de una nueva licitación internacional. Por esa estratégica vía fluvial transita el 80% del volumen del comercio exterior argentino.

La Administración General de Puertos, organismo dependiente del Ministerio de Transporte, comenzó a gestionar la Vía Navegable Troncal (VNT), en el marco del decreto 427/21 firmado por el Presidente Alberto Fernández en el mes de julio y del contrato firmado entre el ministro de Transporte, Alexis Guerrera y la autoridad portuaria nacional, José Beni.

En la medianoche, las autoridades de la AGP junto con el subsecretario de puertos, Leonardo Cabrera, participaron del acto que marcó el cierre la concesión de Hidrovía S.A, que comenzó a operar en la VNT el año 1995; y el inicio de esta nueva etapa a cargo del Estado Nacional. 

Beni manifestó: “Agradezco el esfuerzo de los trabajadores y los técnicos  de AGP, como así también la confianza que nos dio el Ministro de Transporte, Alexis Guerrera, como así también de todos los funcionarios del Ministerio, al encomendarnos esta obra central para la Argentina”.

Para esta nueva etapa, la AGP implementó un sistema ágil y seguro que permitió asumir el control administrativo del proceso sin demoras y garantizando la operativa contable de la principal vía de comercio exterior del país y se le comunicó con los armadores y navieras para informarlos sobre el mismo.

A su vez, y en paralelo el Ente de Control y Gestión de la Vía Navegable se encargará de la organización de la licitación larga y adjudicará los trabajos de mantenimiento y señalización de la vía. Este organismo fue creado en agosto de este año, y está conformado por autoridades nacionales y de siete provincias.

El nuevo Ente autárquico cuenta con un consejo directivo de 15 miembros con sede en la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe. En concreto, se trata un organismo “descentralizado y autárquico actuante en el ámbito del ministerio de Transporte” que deberá presentar un “proyecto de estructura organizativa del organismo dentro de los noventa días desde su constitución”.

La totalidad de los miembros tendrán carácter “ad honorem” y serán designados por el Poder Ejecutivo Nacional con una composición que deberá ajustarse a la paridad de género. Y tendrá como funciones “confeccionar y aprobar los pliegos de bases y condiciones que regirán los procesos licitatorios relativos a concesiones y/o contratos de obra pública, establecer políticas para estimular el desarrollo de las capacidades tecnológicas nacionales y efectuar los llamados licitatorios, aprobación de la documentación licitatoria, actos preparatorios y adjudicaciones de las concesiones y/o contratos de obra pública que se otorguen sobre las vías navegables”.