Asesinaron a un presunto narco en Bahía Blanca, a quien se vinculaba con Juan Suris

En las últimas horas hallaron el cuerpo sin vida de Juan Ramón Romero Miranda, conocido como “el mendocino”, en la caja de una camioneta. Estaba envuelto con una bolsa de nylon negra y tenía una herida en la cabeza. Era apuntado como narcotraficante e integrante de la banda de Juan Ignacio Suris, empresario investigado por narcotráfico y lavado de activos.

En las últimas horas, un crimen con reminiscencias a un entramado ligado al narcotráfico conmocionó a una de las cabeceras del interior de la provincia de Buenos Aires. Sucede que en Bahía Blanca, asesinaron a un presunto narco. 

En la madrugada de este miércoles hallaron el cuerpo sin vida de Juan Ramón Romero Miranda, conocido como “el mendocino”, en la caja de una camioneta. Estaba envuelto con una bolsa de nylon negra y tenía una herida en la cabeza.

Era apuntado como narcotraficante e integrante de la banda de Juan Ignacio Suris, el empresario investigado por narcotráfico y lavado de activos.

“El Mendocino” tenía 50 años y también había purgado condena por facilitación de la prostitución. Cerca de la 1.30, un vecino de la zona se comunicó con el 911 ante la presencia de una Toyota Hilux blanca, dominio FUI 710, en condición de abandonada en su calle.

Juan Ramón Romero Miranda

Al llegar al lugar, la policía descubrió que en la caja se encontraba envuelto en nylon el cuerpo sin vida de un hombre, al que luego identificaron como Romero Miranda. Testigos del hallazgo apuntaron que tenía un traumatismo en la cabeza. Ahora, se espera el informe de la autopsia para determinar si fue un golpe o un disparo.

Cabe señalar que en el caso tomó intervención la fiscalía a cargo de Jorge Viego, que interviene en homicidios. Entre otras medidas de prueba, se pidió hacer un relevamiento de cámaras de seguridad públicas y privadas de la zona.

Hasta el momento, no está confirmado de quién es la camioneta, aunque se supo que se trata de una Hilux 4×2, modelo 2006, que figura registrada en ARBA y, según los informes oficiales, no presenta deudas de patentes. 

Es preciso recordar que en 2017, Romero Miranda había sido condenado a 4 años y 3 meses de prisión por facilitación y explotación de la prostitución ajena. Además, debía volver a juicio por la denominada causa Suris, luego de que la Cámara de Casación anulara el primer juicio.