Una leyenda del rap

Daniel Antonelli, apodado como “Pablikoman” detalló los inicios de su carrera, los momentos más emocionantes junto a grandes artistas. Hoy nos habla desde otro plano, sin desligarse de lo artístico, y menciona que con su equipo siempre tendrán las puertas abiertas a nuevos proyectos. 

1) ¿Cómo te iniciaste en el rap? 


Teníamos un grupo con un amigo del barrio, una banda llamada Party House, éramos adolescentes. Nos iniciamos viendo películas de básquet, escuchando cassette y lo poco que pasaban en ese tiempo por televisión o en los medios. No era tan masivo como ahora. Juntos comenzamos a indagar en el tema. Un productor amigo nos organizó como hacer las pistas y empezamos a relatar las cosas que veíamos en el barrio.Esto fue cuando pasamos a la escuela secundaria, en el 94. Y la producción más de lleno a partir de 1997. 


2) ¿Consideras que algo marcó un antes y un después en tu carrera? 


Sí, tuvimos varios momentos que nos marcaron como artistas y como personas. Cuándo comenzamos a pegar shows importantes nos motivamos. También hubo momentos fuertes en la música cómo fue recibir la invitación de la gran estrella del rock nacional y latino Gustavo Cerati de Soda Stereo, y a partir de ahí dijimos estamos bien parados, bien catalogados en lo que hacemos, porque no te llama todos los días un Gustavo Cerati para rimar. Esto fue a mitad de nuestra carrera,

aproximadamente en el 2003. Además tuvimos la posibilidad de compartir momentos con grandes cantantes tanto nacionales como internacionales, por ejemplo pudimos ser parte de una gira de 5 años de Intoxicados, la banda nacional. Así que conocimos muchos artistas, muchos festivales, una gran movida.


3) Y hablando de tus trabajos más destacados… ¿Recordas cuál fue o cuáles fueron los que más disfrutaste?


No sé si hay uno puntual, pero sí momentos. La época del 2009 con el disco Clase fue uno de los trabajos que más disfruté. Nos agarró junto con la gira con Pity, conocimos lugares y festivales que estaban muy buenos. Además el proceso del disco, la edad que teníamos íbamos a Buenos Aires a Córdoba a recitales, sino tocamos con Pity, lo hacíamos con nuestra banda. Fue para nosotros una etapa de gloria, éramos como mini estrellas de Rap. Todo sumaba: la edad, el contexto, la giras, conocer lugares mágicos rodeado de amigos. 24/7 todo esto. Ahora no digo que sea diferente pero uno ya tiene otra edad, otras responsabilidades, otros compromisos. Actualmente estamos en un entorno mucho más serio y eso era como una eterna vacación. Fue el proceso que más disfruté que comenzó en el 2007 y se extendió hasta el 2013 aproximadamente.


4) ¿Quisiera contarnos sobre la producción de tus trabajos? 


Sí, la verdad es que una cosa me fue llevando a la otra. Yo empecé como maestro de ceremonias, así se lo conoce dentro de la cultura de hip-hop. Al tomar más experiencia y sumado a que en esa época no había tantas herramientas me fui abriendo camino solo con la banda, empecé a producir mis propios cassettes, mis propios discos.


Además de organizar recitales o eventos para bandas amigas que tampoco tenían esa llegada. Todo este proceso me llevó a lo que es la producción de shows. Me acostumbré y me gusta organizarnos. También todo esto derivó en la organización de talleres, festivales locales chicos o masivos, nacionales o internacionales. Ahora hago de todo un poco, puedo ser jurado, presentador, fui manager en su momento.

En cuanto a los talleres hoy en día son mi fuerte, me gustan mucho, van  niños, niñas y adolescentes y les voy marcando pautas, los inicios de la cultura urbana. Laburando siempre en los barrios periféricos de la ciudad o con los que menos tienen, marcándole las herramientas y tratando de lograr una inclusión social. 


5) ¿Actualmente se están dictando talleres? 


Sí, talleres hace más de 10 años que doy, en distintos espacios. Trabajé en el distrito noroeste, en el distrito centro, luego Marcos Cleri me convocó y ahora me encuentro dictando clases en el complejo cultural Atlas, para su proyecto, trabajando para distintos barrios con diferentes talleres y espacios.


6) ¿Sentís que en algún momento del día tenés más creatividad que en otros?


No, la verdad es que la creatividad de armar por ejemplo una pista o una letra en la parte musical estoy actualmente en un proceso más relajado por así decirlo; porque le estoy dando prioridad a otras actividades de creación, todo es creación, aunque desde otro plano, por ejemplo con talleres y producciones artísticas. Actualmente tocamos dos veces al año, si tocamos, como para matar el vicio, pero en realidad me encuentro en un momento en el que prefiero ceder el espacio a la gente con la que trabajo. Estamos siempre dentro de la cultura, siempre articulando actividades, generando contenido pero desde otro plano.


7) ¿Quisiera detallar cómo surge tu reciente producción de la Marcha Peronista?


Fue una experiencia muy linda. Se trató de una sugerencia de mi equipo. Un día me plantean el por qué nunca había realizado la Marcha Peronista. Y la verdad es que me gustó mucho la idea, que fue de Carolina González.

Después toda la parte de composición de música pertenece a mi productor que forma parte de mi equipo con quien laburamos desde pequeños, también yo tiré ideas, cree la letra que quedó muy buena. Lo disfrutamos y se viralizó bastante. Por lógica cuando uno expone un contenido de tanto peso es más probable que tenga repercusión. Obviamente hay gente que no la recibió bien, pero claramente pertenece a otro sector. La verdad es que a nosotros, a nuestra gente, a los compañeros y compañeras nos gustó, sonó en la televisión de Salta, de Comodoro Rivadavia. Llegamos a más de 40,000 reproducciones en distintos foros. Porque hoy en día hay muchas formas de contabilizar las reproducciones, no sólo se basa en YouTube.

La pasamos muy bien y seguimos ahí siempre abriendo nuestras puertas. 


8) ¿Cómo es tu relación con tu familia? ¿Siempre te apoyaron en tu carrera musical? 


Sí, siempre tuve el apoyo de mi familia. De otra forma nunca hubiera podido estar donde estoy hoy o lograr tantas cosas. Obvio que en algún momento y más en aquellos tiempos, charlamos los temas básicos de a donde me podía llevar esto, qué pensaba, si realmente me gustaba, si me podría brindar un buen futuro, pero desde un plano de curiosidad, de preguntas, jamás quitándome el apoyo. De hecho mi viejo fue uno de los primeros que me llevó a tocar a distintas provincias. Mi mamá grababa los discos y cassettes y se los regalaba a los vecinos. El acompañamiento fue muy fuerte, para poder estar donde estoy, porque esto es una cadena. Así que la verdad el apoyo siempre estuvo y no tengo nada de qué quejarme. 


9) ¿Y además del Rap disfrutas hacer otras actividades en tu tiempo libre?


Y la verdad es que todo lo que hago está conectado a lo artístico. No tengo algo extra como por ejemplo salir a andar en bici para distraer la mente u otra actividad.

Todo lo que hago está relacionado con el Rap o con la música suelo ir a batallas Freestyle, a recitales o shows. No sólo de mi palo, también me gusta mucho la cumbia, el rock’n’roll; pero la verdad es que no salgo de la música, de crear, componer…