Según un relevamiento, ocho de cada diez personas usan cannabis con fines recreativos

Uno de los debates que pide pista hace rato en el Congreso de la Nación tiene que ver con la despenalización del consumo de la marihuana. Si bien hay varios proyectos que buscan regularizar la producción de cannabis con fines medicinales, hay otra discusión que se lleva adelante y tiene que ver con el consumo recreativo. 

“Hay una realidad que supera el marco legal vigente y es necesario reconocer esta realidad y adecuar la ley. En la mayoría de los Estados de EE.UU o Uruguay es posible regular el uso recreativo o responsable como preferimos decirle acá”, señaló días atrás a los Medios el exministro de Salud bonaerense y actual precandidato a diputado nacional, Daniel Gollan.

De hecho, cabe alguna posibilidad de que se debatan dos proyectos en el Congreso en el corto o mediano plazo: uno enfocado en el uso medicinal y el otro asociado a la despenalización del consumo recreativo. Y es que los datos que se recaban de la sociedad, dan cuenta de que ambas instancias merecen al menos una discusión.

Según los datos preliminares que arroja la Primer Encuesta Nacional de Personas que Usan Cannabis, solo el 17,6% de las personas que usan cannabis en Argentina lo hacen principalmente con fines medicinales ya sea para tratamiento de afecciones propias, de un tercero o de una mascota, mientras 82,4% lo usa prioritariamente de manera recreativa.

El estudio fue realizado por la Revista THC y el Centro de Estudios de la Cultura Cannábica Argentina (Cecca) con el acompañamiento de la Licenciatura de Historia de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Se realizó a partir de una encuesta online que relevó 64.646 respuestas de todas las provincias del país provenientes de personas de entre 16 y 92 años que usaron cannabis al menos una vez en el último año.

“Al agrupar por regiones, vimos que fundamentalmente en la Patagonia, y en las provincias del centro del país es más fuerte el uso recreativo, pero en las dos puntas –Patagonia y Norte- van creciendo los usos medicinales”, dijo el director de la encuesta e investigador de Cecca, Emiliano Flores.

Y agregó: “Cuando queríamos abordar de forma comprensiva el fenómeno del cannabis en la Argentina, nos encontrábamos con que los datos son muy pocos, tienen un enfoque epidemiológico que hace hincapié en el daño o el riesgo de tomar contacto con la sustancia y no están actualizados”, señaló.

En este sentido, Flores detalló que “el último estudio de la Sedronar que aborda el cannabis es de 2017 y todavía no contempla su uso terapéutico, que es un fenómeno que viene creciendo desde 2016″ con el fortalecimiento de los activismos y la sanción de la ley de cannabis medicinal.

En tanto, el investigador señaló que “la mayor parte de los usuarios son jóvenes varones de sectores medios, pero también vemos que hay mujeres, adultos mayores, desocupados, jubilados, personas de todos los niveles de ingresos y con todo tipo de cobertura de salud”.

Y añadió: “Según estadísticas oficiales el 7,8% de la población en la Argentina usa cannabis, lo que equivale a cerca de 1,5 millones de personas a pesar de una regulación que prohíbe absolutamente todo”, indicó.