¿Qué comemos?

Romina Wulfsohn, especialista en nutrición nos cuenta todos los detalles sobre la ley de etiquetado, destacando la gran importancia y cuánto beneficiará a la población, en especial a las infancias. Además informa sobre obesidad y cuidados básicos para una vida más saludable. 

1) Te vamos a pedir que te presentes y nos comentes a qué te dedicas.


Soy Romina Wulfsohn médica clínica dedicada en profundidad a la nutrición. Hace 19 años que trabajo en el centro terapéutico Máximo Ravenna, enfocado en sobrepeso, obesidad y trastornos alimentarios.


2) ¿Cómo definirías a la obesidad?


La obesidad es una enfermedad crónica. Sus dos criterios son: peso sobre talla al cuadrado, es decir que en base a la estatura se define si se posee o no obesidad. Ahora se popularizó bastante este índice (IMC) por el factor de riesgo para vacunarse. Hay tres tipos de obesidad y varían aproximadamente cada 15 kg.


3) ¿Como profesional en el tema notaste un aumento de casos de obesidad desde el comienzo de la pandemia? 


Sí, tengo dos cosas importantes para mencionar. Primero que la obesidad es una pandemia en sí misma, este término ya era usado para mencionarla incluso antes del Covid.

Sí, a raíz de lo que fue la pandemia aumentaron las tasas de obesidad.  Porque la gente se quedó en sus casas, más sedentarios, con la heladera más cerca y esto provocó un aumento de peso. Salvo los que se ocuparon del tema y pusieron un plan nutricional deliberado para cuidar su salud general.

Y por otra parte la pandemia afectó más a las personas obesas porque desarrollaron formas más severas, más mortales y por estos motivos fueron incluidas como factor de riesgo para la vacunación.

4) ¿Qué recomendarías para lidiar contra esta enfermedad?



Lo que es bastante obvio y se repite hasta el hartazgo es comer bien y movernos más. Aunque no alcanza con esto pero es lo más esencial. Ahora si voy un poco más allá, hay que ordenar la alimentación y comer con horarios, por ejemplo almorzar entre las 12 y las 14 horas. Tratar de hacer las cuatro comidas y cuidar los volúmenes.

Porque de nada sirve comer alimentos saludables, poco calóricos si como en grandes cantidades.

Acá entramos en lo que es el tema de la ley de etiquetado nacional, donde tenemos que consumir para evitar la obesidad más alimentos naturales, sin sellos. Los alimentos que van a estar comprendidos en dicha ley son: los más procesados, los que vienen en paquetes vs. los alimentos que sí mejoran nuestra salud, nos favorecen en el descenso de peso y nos brindan una nutrición más equilibrada y llena de vitaminas, minerales, agua. Como son las frutas, verduras, carnes, huevos, lácteos. Aunque estos últimos vienen en paquetes son considerados  los menos procesados. Pero la idea principal es alejarnos un poco de todo lo que venga en paquete.


5) ¿Cuál es tu opinión sobre esta ley? ¿Crees que va a traer buenos resultados?


Lo que me parece es que nos debíamos esta ley, porque las etiquetas nutricionales son muy difíciles de leer a la población general y los octógonos negros son bastante visibles. Nos van a alertar sobre los alimentos que estamos observando, si no es el más saludable, o no es lo mejor para elegir.

Si yo estoy comiendo todo con sellos algo estoy haciendo mal. No es decir que no se vaya a poder consumir estos productos, pero se puede hablar de un consumo ocasional y que se deben respetar las porciones de esos alimentos. Éstos sellos van a explicar si son altos en azúcar, en grasas saturadas, altos en sodio o en calorías. Por estos motivos nos alertan sobre nutrientes que son críticos.


5) ¿Querrías profundizar acerca de la ley de etiquetados?


Si, claro. Esta ley va mucho más allá. Por ejemplo, se mete en el marketing nutricional. Y lo que voy a mencionar a continuación para mí es muy interesante porque se prohíbe la publicidad dirigida a niños y adolescentes a través de los alimentos que contengan sellos. Es común que incluyan en sus cajas o envases personajes infantiles, dibujos animados, deportistas, mascotas, juegos, regalos; y todos estos son motivos para que los niños se inclinen por su consumo, no son tan beneficiosos para su salud como sí lo es ir a una verdulería y comprarse una manzana.

También va a regular lo que se va a poder ofrecer en las escuelas, los que contengan sellos no van a poder estar en estos establecimientos. Entonces habrá que buscar otras alternativas como lácteos, frutas y verduras. Me parece de suma importancia.


6) ¿Cómo ves la infancia hoy en día frente al uso excesivo de pantallas, en relación con la obesidad y el sedentarismo?


Siempre el sedentarismo impacta y por supuesto que las horas frente al televisor, al teléfono celular o a la tablet están totalmente asociadas a un mayor peso en niños y adolescentes porque es más el tiempo que están quietos y no están en movimiento. Antes íbamos a jugar a la vereda pero entre la inseguridad, la pandemia y demás los niños están adentro y la forma de tenerlos quietos es la televisión, Internet, etc.

Sumado a esto, el hecho de que están en sus hogares indica que tienen a disposición la heladera, depende de cada familia, cada casa pero hay situaciones en la que los niños pueden acceder a la alacena o a la heladera por voluntad propia.

Y acá juega un papel muy importante el de los padres porque deben poner énfasis en la calidad de la comida que haya a disposición del niño. 


7) ¿Tuviste un gran incremento de pacientes a raíz de la pandemia? 

Sí, porque mucha gente aumentó de peso y ya en los primeros seis meses reaccionó. Fue el periodo de encierro más concreto que tuvimos, y debido a esto consultaron. También recibí muchísimos interrogantes sobre alimentación saludable.

Gente que se daba cuenta que estaba modificando sus hábitos debido a la pandemia y quería informarse sobre cómo comer más sano.