La estrategia y el impacto de la foto de Olivos

El oficialismo quiere marcar diferencias con Mauricio Macri y una de las apuestas sigue siendo subir al ring al ex mandatario de Cambiemos. La deuda y los vínculos familiares con la fuga estarán presentes, tal como lo estuvo en el discurso de CFK en Avellaneda. “El contraataque discursivo vendrá por ahí, mostrando los contrastes entre nosotros y ellos, porque claramente somos distintos”, explicó otro dirigente del oficialismo.

Si bien acusaron recibo del golpe provocado por la foto de Olivos en la imagen presidencial, en el círculo íntimo del mandatario no creen que haya impactado de manera sustancial en los números. Fuentes gubernamentales aseguraron a los medios que las conclusiones surgen directamente de los candidatos que recorren los territorios. “Nuestros principales nombres en las listas recorren todos los días los distintos puntos del país y no reciben de la gente una devolución, ni una preocupación por las fotos y el escándalo”, apuntan y se aferran a lo que -según la visión de los consultados- será una victoria contundente en provincia de Buenos Aires.

La estimación es que el escándalo es parte del “microclima producto del juego mediático” ycreen que “la saña en los ataques contra Alberto son un vuelto por el intento de declarar servicio público a internet, la televisión paga y la telefonía móvil, que le toca los intereses a los grandes grupos mediáticos”.

El Presidente lo mencionó este miércoles en el plenario del Frente de Todos en La Plata. La confrontación con los principales canales de televisión retoma los métodos de la guerra fría desatada tras la promulgación de la ley de medios y otras medidas adoptadas por el tercer gobierno kirchnerista.

Los dos funcionarios que habían quedado más golpeados por la filtración de la foto de la fiesta de cumpleaños de la Primera Dama, Juan Pablo Biondi y Julio Vitobello, fueron respaldados al interior del gobierno una vez más por el propio mandatario. “Ellos dos, junto a Santiago (Cafiero) son intocables para Alberto”, dicen en el entorno presidencialy descartan cualquier posibilidad de cambios en el gabinete hasta después de las elecciones.

Vinculan al vocero presidencial con la filtración de las fotos del  cumpleaños de la Primera Dama
Guadalupe Vázquez, periodista; y Juan Pablo Biondi, vocero presidencial.