Apatía y boletas de medio metro en las vísperas

Los comicios del 12 de seetiembre desnudan en la ciudadanía apatía y desinteres total en las elección de candidatos en nuestra ciudad.

El llamado de atención no es escuchado por el establiment político y metido en su juego siguen recorriendo diferentes lugares de la ciudad sin ser escuchado.

Hoy en Rosario 12 el Secretario Electoral confirma lo dicho …. reproducimos nota….

Las elecciones primarias obligatorias y simultáneas del 12 de setiembre en la ciudad de Rosario para elegir candidatos a concejales entre 55 listas dejarán un precedente. Será el debut de una súper boleta de casi medio metro, 48 centímetros de alto por 33 de ancho, confeccionada en papel A3+ (A3 plus), que será utilizada por primera vez en una contienda electoral en la provincia. Las urnas también tienen su historia porque serán las mismas que están en stock desde hace dos años, cuando el gobierno de Miguel Lifschiz las compró con destino a la consulta popular para reformar la Constitución de Santa Fe, pero que no se usaron porque el intento fracasó en mayo de 2019. En el local electoral, los votantes tendrán que esmerarse para depositar su voto, con semejante boleta, en una urna que tiene boquilla de tamaño estándar. El secretario del Tribunal Electoral Pablo Ayala dijo que no habrá problemas, que probablemente haya que agrandar las boquillas y que la clave será la forma de doblar las papeletas, que en los comicios anteriores eran cuatro pliegos, pero que ahora serán seis, en Rosario. “Esa es la realidad”, dijo en un diálogo con Rosario 12. Una vez que las urnas estén llenas con los 350 votos por mesa, el tema será el peso del papel. “Van a ser pesadas”, bromeó el funcionario.

El 12 de setiembre se realizaran dos elecciones simultáneas. Votaremos en dos urnas. En una, se elegirán los candidatos a senadores y diputados nacionales por la provincia, con la boleta clásica, aquella que sus detractores llaman “sábana” para descalificarla. Y en la otra, las candidatos locales, entre ellos concejales. En Rosario, será el debut de la súper boleta de medio metro que ofrecerá 55 listas de los partidos que van a internas. En la ciudad de Santa Fe, son un poco menos: habrá 42 listas, así que será un poco más chica, pero no tanto. La boleta en la ciudad capital se imprimirá en tamaño A3 que tiene 42 centímetros de alto por 29 de ancho, que ya se utilizó en comicios anteriores, recordó Ayala. Una buena síntesis: 42 listas y una súper boleta de 42 centímetros.

“La verdad que sí, son boletas gigantes. Es la realidad”, dijo Ayala. “La forma que encontramos de ubicar a todos los candidatos por frente es el tamaño A3 en el caso de Santa Fe y A3+ (A3 plus) en Rosario. El primero ya se utilizó en elecciones anteriores, pero el otro será la primera vez que se usará”. “Tuvimos que dividir los precandidatos de los frentes electorales en dos columnas (23 y 22 en Rosario y 21 y 21 en Santa Fe) porque no se pueden cortar aquellos bloques que van a interna. Gracias a Dios, las boletas nos permitieron hacerlo, quedaron bastante simétricas”, contó.

-¿La de Rosario es récord?

-Sí, es muy grande. Tiene 48 centímetros de alto por 33 de ancho. Es la más grande de todas las boletas únicas que se usarán en la provincia. En cambio, la de Santa Fe ya se utilizó en otras elecciones, pero el A3+ (A3 plus) es la primera vez. Y si se las ponen a la par, hay una diferencia importante entre una y otra -contestó.  “Una boleta tan grande es todo un tema. Porque además hay que tener en cuenta el peso. Adentro de cada una pueden ir 350 boletas por mesa, así que van a ser pesadas”, estimó.

-¿Entran esas boletas en las urnas?

-Ya hicimos una prueba. Las boletas de Santa Fe, que son A3, entran por un centímetro por la boquilla de la urna si se doblan por los pliegos que están marcados. En cambio, las de Rosario, que son A3+, es probable que haya que agrandar las boquillas –explicó- Porque las urnas que se usarán el 12 de setiembre son las que están en stock en el Tribunal Electoral desde 2019. “Son las que compró el gobierno de Lifschiz con destino a la consulta popular para reformar la Constitución de Santa Fe, que después se suspendió. La boquilla de esas urnas son para boletas estándar, pero en el caso de Rosario habrá que agrandarlas un poco. “Creo que no habrá problemas”.


Según Ayala, la clave será doblar bien las súper boletas, antes eran cuatro pliegos y ahora serán seis. “No hay otra forma. Las urnas ya estaban compradas y hay que usarlas. Son las urnas que se iban a usar en la consulta popular de 2019 y quedaron guardadas de esa época”.

-Si ahora habrá 55 listas de precandidatos a concejales en Rosario y 42 en Santa Fe, ¿qué puede pasar en las primarias qué vienen?

-No se puede poner límites a la cantidad de candidatos, si se presentan en tiempo y forma, acreditan los requisitos que exige la ley y tienen el aval de la junta electoral partidaria. No hay forma de bajar una lista si se cumple los pasos legales. Están las picardías de los conocidos (candidatos crónicos), quizás eso pueda ser objetable desde el punto de vista ético, pero no desde el pleno legal -respondió Ayala.

-¿Y otro sistema menos engorroso?

-Hay que ponerse a analizar el sistema. Es la boleta partidaria o la boleta única. O se vuelve al esquema de internas, que también es problema -finalizó.