Balearon con ametralladoras la avioneta de un empresario en Berazategui

Corridas, una camioneta a toda velocidad por la pista y una balacera interminable a poco del aterrizaje.

Atacaron a tiros de ametralladoras la avioneta de un empresario con cuando descendía en una pista del Aeródromo Berazategui. Según los testigos, cuando aterrizó, una camioneta entró a toda velocidad con los hombres que llevaron a cabo el ataque. Creen que el objetivo era el robo al dueño de Bairescambio, Ricardo Fornasieri, propietario de la aeronave.

 Las ocupantes que estaban dentro de la avioneta, entre ellos el empresario, pudieron salir y escapar corriendo. Trascendió que tanto el empresario, de 58 años y nacido en Corrientes, como el sexagenario que se ocupa de vigilar las instalaciones de ese lugar resultaron milagrosamente ilesos.

Las fuentes estiman que los delincuentes, presuntamente narcos, tenían el dato de que el hombre que buscaban llevaba algún tipo de elemento de gran valor. Sin embargo, la víctima del asalto aseguró que solo transportaba cajones de frutas que habían sido trasladados en la avioneta desde Entre Ríos, donde el financista posee campos de cultivo.

Según el parte policial, efectivos del Comando de Patrulla Berazategui es alertado tras una llamada al 911 desde el Aeródromo de Berazategui por un enfrentamiento armado, puntualizaron fuentes del caso.

En el lugar, los efectivos entrevistaron con Fornasieri y Ricardo Bonato, cuidador o sereno del Aeródromo. Ambos se encontraba en el interior de una camioneta RAM 4X4, de color gris. A pocos metros, estaba la avioneta estacionada marca Beechcraft, modelo Bonanza matrícula LVJKO, con varios impactos de arma de fuego de varios calibre.

Los hombres, que habían sido atacados a balazos momentos antes, indicaron a la policía que “se encontraban descargando cajones de frutas cuando fueron sorprendidos por un vehículo Volkswagen Siroco, de color blanco, del cual descendieron varios sujetos con diferentes armas largas”.

Según el relato, les dispararon, tomaron dos cajones de frutas y se dieron a la fuga. El empresario explicó que posee campos de cultivo de cítricos en Entre Ríos, desde donde había traído mercadería en la aeronave para su consumo. El violento episodio no dejó heridos pero en la avioneta quedó la evidencia de la ferocidad que tuvo el ataque.

Los investigadores analizan cámaras municipales y privadas para esclarecer el caso y dar con los integrantes del grupo comando.

En el lugar, los policías secuestraron un cargador correspondiente al calibre 9 mm., y casquillo del calibre 7,62 mm.


Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo y abuso de arma”, la doctora Silvia Noemí Borrone, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 4 de Berazategui, aunque el expediente le sería luego enviado a la Fiscalía Temática de Drogas, de los tribunales de Quilmes, ya que se sospecha que lo sucedido estaría relacionado a la venta de estupefacientes.