Transporte: La Provincia envió fondos para los sueldos y Nación duplicará los subsidios

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, efectuó este miércoles el pago de los subsidios destinados al transporte de pasajeros, correspondientes al mes de septiembre, tanto urbano como interurbano de la provincia de Santa Fe.

El secretario de Transporte provincial, Osvaldo Miatello, confirmó el envío de fondos que se acreditaron en las últimas horas en las cuentas sueldo de los choferes y destrabó un nuevo conflicto en el transporte urbano de pasajeros de Rosario y la región.

De cara a los próximos meses, el ex concejal rosarino aseguró que “los recursos están y se enviaron dos cuotas juntas, de manera que no va a haber problemas”.

Además, se refirió que a pesar de que el envío de Nación aún no se efectuó, consideramos importante el adelanto de lo que como provincia nos hemos comprometido a aportar, ya que este pago debería haber sido realizado en el mes de septiembre. La situación de crisis que está viviendo el transporte, ante la fuerte baja de la recaudación hace que el cobro de salarios dependa, en gran medida, del otorgamiento de subsidios. Esto hizo que el gobierno provincial ya haya invertido más de 1.000 millones de pesos desde el inicio del año”, agregó Miatello.

En tanto, sobre el destino de los fondos, el funcionario provincial indicó que “los recursos se utilizan, fundamentalmente, en el pago de sueldos, tanto del sistema que funciona como los que no funcionan y son actividades regulares”.

El Gobierno de Santa Fe duplicará los fondos que aporta en materia de subsidios al funcionamiento de los sistemas de transporte por colectivos en el territorio provincial. De esta manera, los 200 millones mensuales que se venía aportando se elevarán a 400 millones de pesos por mes. 

La medida se sostendrá durante un trimestre, en consonancia con una decisión similar adoptada por el Gobierno de la Nación, que incrementará los aportes de subsidios que envía a la provincia de Santa Fe. De esta manera, los aportes nacionales pasarán de 650 millones a 1.250 millones.

Las decisiones se adoptan en medio de una fuerte crisis del sector, agravada a partir de la pandemia de covid que produjo fuertes pérdidas de pasajeros transportados por unidad.