El Gobierno pide limitar el consumo de agua en 7 provincias por la bajante del río Paraná

El río Paraná registra su mayor bajante en 77 años y desde el gobierno nacional pidieron limitar el consumo del agua en 7 provincias que son alcanzadas por esta importante vía fluvial. Ellas son Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires.

La bajante extraordinaria del río Paraná es récord también en la cantidad de tiempo, debido a que las aguas permanecen bajas hace 730 días y el pronóstico indica que continuará hasta diciembre.

Esta situación, hace que el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) pida a las personas “ahorrar agua en el consumo diario” y “almacenar agua de lluvia y utilizarla para regar”, como también no realizar quemas de pastizales para evitar la propagación de amplios incendios como los sufridos el año pasado durante esta época.

En un comunicado, el SINAGIR dijo que en este contexto es necesario “un compromiso de todas y todos para atender y actuar preventiva y responsablemente contra esta situación”.

La influencia en la bajante por los pronósticos de El Niño y La Niña, determinan que la situación continuará hasta diciembre.

Por otra parte, si la bajante continúa de esta manera, puede ocurrir que en el verano tengamos cianobacterias por algas que son tóxicas.

Hay un aumento de probabilidades en el desarrollo de estas algas, lo que genera un tratamiento más costoso para la potabilización del agua.

También, puede ocasionar problemas hepáticos en los animales si la consumen y también en las personas que se metan y traguen agua del río. Además, puede generar también algún tipo de alergia en la piel.

Respecto de la fauna íctica, se advierte que en algunas provincias la pesca debería estar prohibida y especialmente en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario estimaron que el histórico bajo nivel del río podría costar al sector exportador de granos del país una pérdida de unos 315 millones de dólares en seis meses.