La CGT defendió el límite a la elección de obras sociales

Tras el decreto del Gobierno nacional que dispuso modificaciones al sistema de libre elección de las obras sociales, la CGT salió al cruce de las quejas empresarias y respaldó el gesto de Alberto Fernández por “terminar con una práctica espuria y anti sindical”.

La decisión del gobierno nacional de poner un límite a la elección de las obras sociales generó mucha polémica con fuertes críticas desde distintos sectores. Ahora, la Confederación General de los Trabajadores, impulsores de la medida, respaldaron al Presidente Alberto Fernández a través de un fuerte comunicado

 “Los trabajadores no nos confundimos. Si se quejan los empresarios y los libertarios, es porque tenemos más derechos”, dispararon a través de un comunicado los popes del sindicato de los trabajadores. El documento lleva la firma de José Luis Lingeri, Héctor Daer, Carlos Acuña y Jorge Sola.

“El decreto del Poder Ejecutivo que reglamenta la opción de cambio en el sistema de Obras Sociales, viene a terminar con una práctica espuria y anti sindical de los empresarios y gerentes de las empresas de medicina privada, consistente en elegir el prestador del servicio de salud de sus trabajadores en beneficio de sus intereses económicos y para alejarlo del vínculo natural con el sindicato de su actividad”, agregaron.

En la misma sintonía, los dirigentes gremiales apuntaron: Durante años los empresarios de la medicina privada se enriquecieron cooptando a nuestros compañeros para el beneficio de sus empresas y atentando contra el sistema de Obras Sociales. Rápidamente aprendieron a violentar el derecho de opción para transformarlo en una fuente de ingresos adicional. Durante años reclamamos que el trabajador pudiera ejercer el derecho de opción conforme a sus necesidades y no presionados por los empresarios”.

Asimismo, desde la CGT señalaron que “el Presidente reafirmó el poder del sector trabajador de elegir libremente y no aceptar pacíficamente la imposición patronal. Resulta curioso ver a los empresarios y a los arietes de los medios hegemónicos defendiendo supuestos derechos de los trabajadores y trabajadoras . Cuando hay un interés económico que defender, sus convicciones desaparecen” .

Y sentenciaron: “Los trabajadores conocemos el rumbo de este gobierno y sabemos distinguir entre quienes nos defienden y quienes pretenden seguir subordinando nuestros derechos para su beneficio económico. Como decía aquel viejo refrán “Hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño”, y con el primer chirlo apareció”.