Argentina derrotó a Colombia en los penales y jugará la final contra Brasil

La Selección se impuso 3-2 en la definición y el arquero Dibu Martínez, de gran partido, contuvo tres tiros. El tiempo regular terminó 1-1. El sábado, a las 21, la gran final.

La Selección argentina igualó ante Colombia por 1 a 1 en la semifinal de la Copa América que se juega en el estadio “Mané Garrincha” de Brasilia.
  

Fue el delantero Lautaro Martínez el que definió de primera desde el punto penal a los seis minutos, luego de recibir la quinta asistencia en el torneo del capitán Lionel Messi, quien antes fue habilitado por un pase quirúrgico de Giovani Lo Celso.
  

Enseguida, Colombia pudo haber empatado la historia cuando Cuadrado apareció solo en el área para impactar de zurda, pero el arquero Emiliano Martínez rechazó en forma espectacular.
  

Argentina no estuvo cómodo en el desarrollo del primer tiempo, pese a la ventaja, y volvió a ceder terreno y posesión a su rival, que de a poco encontró cómo hacerle daño.
  

A los 36, y con menos de un minuto de diferencia, hizo temblar dos veces el arco de Martínez: primero un derechazo de Barrios que rebotó en Lo Celso y dio en el palo; y después un cabezazo de Mina que impactó en el travesaño.

También se pudo ir dos tantos arriba la Albiceleste, cuando Nicolás González ganó de cabeza tras un córner y David Ospina, a pura reacción, desvió con la mano derecha.
  

En el complemento, Colombia mejoró mucho principalmente con el ingreso de Edwin Cardona, que a los 16 minutos habilitó al espacio a Luis Díaz, quien definió bárbaro ante Martínez, tras ganarle la espalda a Pezzella y Montiel, que había reemplazado a Nahuel Molina.

Argentina, con la entrada de Ángel Di María, levantó su nivel y tuvo una inmejorable chance en los pies de Lautaro Martínez y un zurdazo de Messi que dio en el palo.

En los remates desde los 12 pasos, Dibu Martínez confirmó por qué es el arquero más caro de la historia del fútbol argentino. Con un trabajo psicológico en la previa de cada ejecución, contuvo los intentos de Sánchez, Mina y Cardona. Argentina fue preciso (Messi abrió la senda de la victoria y sólo falló De Paul, quien tiró por encima del travesaño) y volverá a jugar una final de América.