Jugadores y dirigentes de Chacarita recibieron amenazas de cara al duelo frente a Tigre

El polideportivo donde entrena el Funebrero amaneció con banderas que rezaban “dirigentes cagones, Chaca es de todos o de nadie”. Además, dejaron un mensaje de cara al picante partido con el Matador: “El domingo matar o morir”. El operativo de seguridad que prepara APREVIDE para evitar disturbios.

El polideportivo de Chacarita amaneció con amenazas mediante banderas con mensajes como “dirigentes cagones, Chaca es de todos o de nadie” y “el domingo matar o morir”, en alusión al duelo del domingo frente a Tigre por la Primera Nacional.

Los futbolistas, cuerpo técnico y dirigentes amanecieron con estos mensajes desagradables y ya reina la incertidumbre en San Martín con palabras amenazantes en la previa de un partido que, para muchos hinchas, es considerado como un clásico.

Ante esta situación, APREVIDE llevará adelante un operativo especial para evitar que existan hechos de violencia en un duelo que, como todos los del fútbol argentino, se juega sin público por las restricciones que impone la pandemia del coronavirus.

Desde el ente de Seguridad Deportiva que depende de la Provincia de Buenos Aires comunicaron que el operativo iniciará desde las 10 horas y contará con 90 efectivos bonaerenses. Además, ambos planteles serán escoltados durante el trayecto. El Funebrero hará el ingreso al estadio por las calles Matheu y Zapata, mientras que el Matador irá por Matheu y French.

Además del personal policial, el evento contará con la presencia del cuerpo de agentes de tránsito del Municipio de San Martín. Los cortes en las zonas aledañas al estadio se llevarán a cabo en las siguientes intersecciones: Berutti y Pueyrredón, Zapiola y Pueyrredón, Matheu y Almafuerte, Matheu y French, Matheu y Gutiérrez; Mitre y Gutiérrez, Echeverría y Gutiérrez, Echeverría y Berutti y Echeverría y French.

Por otra parte, la cantidad de personas habilitadas por cada club para presenciar el partido es de 23 personas, incluidos los presidentes, vices y secretarios generales. Más allá de eso, el pedido de APREVIDE para ambas instituciones es que concurra el menor número de gente posible.

“Dado que se trata de un partido de fútbol de histórica rivalidad, hemos coordinado un operativo diferente. Se trata de dos de las instituciones deportivas más importantes del conurbano bonaerense, por esa razón esperamos que a pesar de la imposibilidad de que se realice con público, el espectáculo sea una fiesta y se desarrolle en paz”, sostuvo Gustavo Gómez, titular de APREVIDE.

“A los hinchas de ambas parcialidades, sólo se les pide que alienten desde sus casas, sin provocar desbordes ni organizar banderazos puesto que esas acciones elevan exponencialmente el riesgo de los contagios en momentos en que gracias a la campaña de vacunación estamos renovando las esperanzas de volver a algún tipo de normalidad”, agregó.