El legado de Máximo Ravenna

El profesor Daniel Meaglia cuenta las nuevas modalidades con las que se encuentran trabajando desde el inicio de la pandemia, el alcance que han logrado. Y por otra parte recuerda a su fundador Máximo Ravenna, quien los impulsó a crecer y capacitarse siempre. 

IF- Para comenzar comentanos acerca del funcionamiento del centro terapéutico Máximo Ravenna.


– Yo soy coordinador general del centro, nosotros estamos funcionando con tratamientos interdisciplinarios para pacientes que tengan que bajar de peso, con métodos convencionales y con nuevos planes de actividad física adaptada al estado de cada persona. Por otro lado sumamos actualmente tratamientos para deportistas de alto rendimiento. En el módulo de entrenamiento físico podemos evaluar el estado funcional de la persona, ya que contamos con médicas deportologas, nutricionistas y obviamente continuamos con el avance de generar ciencia para la atención personalizada según el descenso de peso de cada persona. Lo importante de este centro terapéutico es que hoy llega a la comunidad, es decir a los hogares, ya sea con tratamientos presenciales o con tratamientos online. En forma interdisciplinaria, con las diferentes técnicas de gimnasia, con la parte médica, la nutricional y la terapéutica.


IF- ¿Esta modalidad surge debido a la pandemia o ya estaba instalada desde antes?


-No, surge así por medio de la pandemia. Algunas acciones son presenciales y otras no. Pero por ejemplo tengo dos pacientes en Canadá, como en otros países y en el interior del país. Entonces como todo el mundo hicimos una adaptación y podemos llegar online por medio de zoom, de los grupos terapéuticos, de entrevistas psicológicas, entrevistas nutricionales e inclusive con la lista de actividad física, para ver qué es lo más adecuado para cada paciente y adaptarlo a sus posibilidades.


IF- Al día de hoy… ¿Han encontrado los resultados esperados?


– Sí, tenemos grupos de pacientes por un lado de mantenimiento, donde llegamos casi a los 100 mantenemos una conexión permanente con ellos, cuando se permite conforme al protocolo se vienen a realizar las entrevistas individuales médicas nutricionales y para el plan de actividad física adaptada se hacen las clases presenciales. Pero también vuelvo a decir que es un sistema híbrido porque aquellos que no pueden hacerlo de forma presencial lo realizamos vía online. Los grupos se hacen en línea y la actividad física según lo que esté establecido, que puede ser al aire libre presencial o de forma online, y esto es lo que nos permite  tener pacientes en diferentes países y en el interior de Argentina.


IF-¿Cuentan con gran cantidad de sedes? 


Sí, tenemos diferentes sedes. En Córdoba, Rosario, Santa Fe, Bahía Blanca. Pero también estamos en Brasilia, en San Pablo y en Bahía. Nuestra sede central se encuentra en Buenos Aires en la calle Zapata 120, y a la vez pueden ver nuestro contenido en redes sociales que aparecemos como Ravenna.ok o mi cuenta personal profe Daniel Meaglia, en donde compartimos nuestro trabajo. 


IF- Quisieras comentarnos la historia del centro máximo Ravenna y su fundador.


– El doctor Máximo Ravenna ha dejado un legado dentro de la parte científica a nivel no solamente nacional sino también mundial, él es quien nos dejó esta posibilidad de poder continuar e ir avanzando que es un tema muy importante en la actualidad. Entre todas las sedes tendríamos que pensar entre casi 70 profesionales del área interdisciplinario con capacitación, con una comunicación conjunta. El legado del doctor era seguir trabajando  y seguir creciendo para acompañar como él hizo siempre al paciente. Hoy en el directorio está su señora que se llama María Alonso de Ravenna y su hijo Luciano Ravenna.


IF- Ahora contanos acerca de tu formación académica.


– Yo soy profesor nacional de educación física, trabajo todo lo que es especialidad en la parte de patología , diabetes, obesidad, hipertensión, diferentes tipos de trastornos. Ya hace más de 35 años que me especializo en el tema de sobrepeso. Y he tenido la experiencia de participar, junto al doctor, en congresos internacionales tanto europeos como americanos, sobre obesidad y distintas disciplinas. Además estoy en diferentes medios de comunicación, hoy me encuentro en radio Sónica, en radio Única en Córdoba y en el canal de la ciudad.


IF- ¿Cuál es tu opinión acerca de los cierres de gimnasios y el impacto en la salud de las personas?


– Sabemos que un ejercicio bien hecho aumenta el sistema de inmunidad. Inclusive los estudios realizados en Reino Unido demostraron que quienes realizaban actividad física generaban menor grado de internación y menor grado de mortalidad. Para mí el ejercicio físico, más con este tipo de pandemia, es totalmente necesario. Hablemos siempre del ejercicio que se adapte al estado de la persona y no a la cantidad de ejercicios o a las técnicas de moda, etc. Para mí lo que corresponde es trabajar con un protocolo y creo que se debería tratar de realizar actividad física siempre que sea posible y permitir la apertura de estos espacios. Pero yo hablo con respecto al ejercicio, ahora lo que son los protocolos lo sabe la parte de salud pública.


IF- ¿Qué le recomendarías a las personas sedentarias en esta etapa cargada de virtualidad? 

-Yo lo vengo comentando en la radio, que traten de usar el cuerpo, que traten de moverse. Empezar a moverse, el decir yo voy, el decir no me traigas, no me alcances, sino yo ir a buscar lo que necesito, mientras esté permitido por el protocolo, si tengo que ir al supermercado tratar de ir caminando, si tengo que ir a hacer una determinada compra o si tengo que limpiar una parte de mi casa, es decir desde lo más simple porque poco es un montón. Planificar caminar una vuelta a la manzana es mucho más que no hacer nada. Entonces yo motivo a que la gente se mueva, pero si la persona es sedentaria recomiendo que lo haga guiada por un profesional, que este adapte el ejercicio a sus posibilidades y si no tiene intenciones de comenzar una actividad yo planteo que al menos use su cuerpo para actividades cotidianas como mencionaba antes.