El Observatorio de Seguridad Vial trató la reducción de la velocidad en las calles

Ayer, lunes 17 de mayo, en el recinto de sesiones del Concejo y a través de la plataforma Zoom se efectuó el encuentro mensual del Observatorio de Seguridad Vial que depende de la comisión de Derechos Humanos.

La reunión la presidió la titular de la comisión de Derechos Humanos, Susana Rueda, de Rosario Progresista, y participaron Jesica Pellegrini y María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP; Lisandro Zeno, de Partido Demócrata Progresista, y Alejandra Gómez Sáenz y Norma López, del Frente de Todos-PJ.

Igualmente tomaron parte del encuentro la representante de la Organización Panamericana de la Salud para el tema seguridad vial en la Argentina, María Eugenia Keller; la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru; la gerenta general del Ente de la Movilidad Rosario (EMR), Nerina Manganelli; el director general de Tránsito, Gustavo Adda; la directora del Instituto de Estudios del Transporte de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura (Fceia) de la Universidad Nacional de Rosario, María Laura Pagani, y la docente de dicha casa de estudios y ex secretaria de Transporte y Movilidad municipal, Mónica Alvarado, al igual que Mariana Sena y Verónica Palacios, de la Asociación Civil Compromiso Vial.

Presentó la reunión la concejala Rueda quien hizo referencia a la propuesta de “calles para la vida” con una velocidad de 30 kilómetros por hora.

La representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), María Eugenia Keller, inició las intervenciones y detalló las propuestas en conjunto de la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reducir la velocidad en calles a 30 kilómetros por hora, en el marco de la 6º Semana Mundial por la Seguridad Vial que se inició hoy.

Mencionó que ambas organismos trabajaron en el marco de la Década Mundial por la Seguridad Vial 2011-2020 y el actual objetivo de reducir la velocidad en las arterias, a través de “calles para la vida”, en el marco del “acceso a un transporte seguro, accesible y sostenible”.

Planteó la necesidad del “involucramiento de los jóvenes, porque son las principales víctimas”.

En más de una ocasión enfatizó en la importancia de “reducir la velocidad, dado que está en el centro de los hechos de tránsito, y para que esa velocidad sea segura”.

Consideró que “muy pequeños cambios tienen un impacto enorme en los hechos de tránsito” a partir de “menos hechos mortales y con heridos graves”.

Con la  proyección de un power-point mencionó las velocidades a partir de las cuales los accidentes pueden ser mortales, en caso de choques frontales, laterales o a un peatón.

Marcó que “en las avenidas a partir de los 50 kilómetros hora se minimiza el riesgo, el que no es 0 nunca”.

Entre las pautas a tener en cuenta referenció la información sobre los límites, los controles, la mejora en la ingeniería vial y la reducción de las velocidades.

Posteriormente hizo referencia a acciones en diferentes lugares de América latina y del país, en el marco de la Semana Mundial por la Seguridad Vial, y consignó que hoy el intendente municipal, Pablo Javkin, firmó una carta abierta con referencia a la temática.

Mariana Sena, de Compromiso Vial, destacó la exposición de Keller, y coincidió en el objetivo de “enfrentar esta pandemia” de los accidentes viales y preguntó si “a largo plazo se podría postular la ciudad para recibir ayuda económica” para trabajar en pos del objetivo de reducir la velocidad.

Aclaró Keller que “nosotros somos un organismo de cooperación técnica” y destacó que la tarea que pueden realizar para ayudar a implementar, pero que “no somos organismo multilateral de crédito”, aunque dijo que si “podemos ayudar a buscar créditos”. Reafirmó por último que “esta es una batalla de largo alcance, que lleva tiempo”.

Verónica Palacios, de Compromiso Vial, recordó que la entidad lleva ya 16 años de trabajo en el tema de la seguridad vial.

La concejala Rueda por su parte mencionó la reciente firma de un convenio con la Fceia para realizar estudios sobre la cuestión de la movilidad y los temas viales.

Luego fue el turno de la gerenta general del Ente de la Movilidad, Nerina Mengarelli, quien explicó la incidencia de la pandemia en la movilidad en la ciudad, tanto en el transporte urbano de pasajeros, como en el flujo de tránsito y en la utilización de bicicletas.

Respecto al transporte urbano sostuvo que “fue lo más golpeado”, dado que en el comienzo de las restricciones se pasó de 450.000 viajes diarios a 10.000; y de 700 unidades se pasó a 300, que tras el rediseño del sistema subieron a 563, y al presente son 216.000 los viajes.

Con relación al sistema de ciclovías dijo que “en mayo del 2020 se aumentaron en 34 kilómetros, un 25 por ciento, con las ciclovías temporales, y hoy hay un 39 por ciento más”, en tanto el uso subió 360 por ciento. También consignó que en ese marco se dispuso la reducción de la velocidad máxima en algunas arterias donde se incorporaron ciclovías, y como ejemplo citó a la calle Mendoza.

En el mismo sentido destacó la incorporación de más estaciones del Sistema de Bicicletas Públicas “Mi Bici, Tu Bici”.

Por otra parte marcó la reducción de la cantidad de vehículos en circulación, en la primera etapa de la pandemia y sus consecuentes restricciones, hasta casi normalizarse en diciembre del 2020, y una nueva reducción, a partir de las medidas adoptadas ante la segunda ola de la pandemia del coronavirus Covid-19. Citó entre los lugares en los que se realizan controles, por ejemplo a calle Mendoza, entre avenida Francia y Suipacha, y avenida Presidente Juan Domingo Perón, entre Lavalle y Alsina.

Indicó también entre medidas que se pusieron en marcha recientemente la de los cruces seguros, como en la esquina de Córdoba y Paraguay,  donde hay un semáforo exclusivo para peatones y los vehículos al doblar tienen que reducir la velocidad.

El representante de una escuela de conducción consultó sobre si está prevista alguna campaña sobre el uso del casco.

En tal sentido la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, mencionó que se está trabajando para lanzar una campaña al respecto.

Recordó el edil Zeno, por su parte, que “no es obligatorio el uso del casco” para los ciclistas. En tanto el director de Tránsito municipal, Gustavo Adda, que “el casco para el ciclista está pensado para una caída de la bicicleta” y no para un impacto de un vehículo de mayor porte.

Ante una pregunta sobre la cantidad de alcoholímetros indicó Adda que “hay 8 y 2 narcolímetros” y que el pasado sábado se hicieron junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial, 1.000 controles, y “todos dijeron conocer la norma de alcohol cero”. Dijo que fueron remitidos 20 vehículos, de ello 9 por el tema alcohol, con entre 0,25 y 1,27.

Camila, de Rosario en Bici, destacó las diversas participaciones, y consignó “la importancia de la velocidad” en los casos de siniestros con ciclistas.

Por su parte tanto María Laura Pagani como Mónica Alvarado, de la Fceia, hicieron referencia al convenio suscripto con el Concejo para trabajar en los temas viales.

En el cierre de la reunión el edil Zeno recordó el proyecto que presentara -en estudio en las comisiones- para reducir la velocidad a 50 kilómetros en las avenidas y a 30 en las calles de la ciudad.