El Grupo Olmos se mete en la venta de telefonía

Lo adelantó Carlos Pagni. “Esa empresa española (Telefónica) está desprendiéndose de activos latinoamericanos. Entre los interesados se menciona al Grupo Olmos. Es el conglomerado de medios de comunicación, gerenciadoras de salud y compañías de seguros liderados por Raúl Olmos, un hombre de negocios estrechísimamente ligado a la Unión Obrera Metalúrgica”, dijo en su último editorial.

La operación comenzaría con unos activos de la Telefónica en Uruguay. Contrataron al español Luis Miguel Gilpérez para manejar la negociación.

El Grupo Olmos es el dueño del diario Crónica y Crónica TV, entre otros medios y empresas. Además, la compañía indicó que esta adquisición es parte de la expansión internacional del Grupo.

Lo Olmos mantienen una muy buena sintonía con la Casa Rosada. Se cree que desde allí dieron el visto bueno al avance de la operación.  Durante el macrismo fueron ninguneados en la lista de publicidad oficial. El asunto con Alberto se revirtió con contundencia.

Los Olmos son rudimentarios, por eso resulta extraño que puedan manejar un nuevo negocio tan complejo. Sin dudas de los hermanos, Raúl es el cerebral y Alejandro el operativo.

Intentaron muchas movidas de expansión, pero la mayoría nunca prosperó. Si compraron el diario de Santa Cruz, Rudy Ulloa (ex sec. privado de Néstor). A la vez intentaron que el diario Crónica papel se repartiera por una importante compañía aérea privada.

¿Qué pasó con la deuda millonaria con la AFIP heredada del ciclo Héctor Ricardo García?

Olmos compró Crónica con la mochila de 17 millones de pesos que la AFIP reclama. Por dicha causa García estuvo preso, en domiciliaria, durante 7 meses. La deuda se habría ido licuando como suele ocurrir en la relación estado medios, canjeando espacios publicitarios.

De todas formas, es inverosímil pensar que el Grupo que tiene una decena de clínicas privadas , diarios , un canal , pueda tener sustento económico para semejante movida. Ahi es donde conexiones políticas como las de Máximo k y Massa son vitales. También un tal Pepe Albistur