Aporte solidario: la familia de Alfredo Coto se suma a la lista de las personas que buscan no pagarlo

Germán Alfredo, Alejandra Elizabeth y Sofía Paula Coto presentaron hoy en el fuero Contencioso Administrativo Federal tres reclamos contra el Aporte Obligatorio Solidario, el denominado mediáticamente como “impuesto a las grandes fortunas”. Se trata de los hijos de Alfredo Coto, dueño de la cadena Coto y uno de los supermercadistas de mejor vínculo con el Gobierno nacional.

Las presentaciones recayeron en los juzgados 5 y 2, a cargo de María Alejandra Biotti y Esteban Furnari, respectivamente. El trámite seguirá ahora sus carriles habituales: el fiscal deberá decidir si el tema es cuestión de ese fuero (algo que ya fue considerado así en varias ocasiones) y se tendrá que resolver después si corresponde dictar una cautelar o resolver directamente la cuestión de fondo.

Otro de los que se sumó a las presentaciones fue Santiago Ramón Altieri, quien fue presidente del directorio de IECSA, la empresa constructora de la familia Macri-Calcaterra (ahora en manos de Marcelo Mindlin). Su causa quedó radicada en el juzgado contencioso administrativo 6, a cargo de Enrique Lavié Pico. 

“Ningún ciudadano de este país es responsable directo o indirecto de la pandemia ni del despotismo ejecutivo y/o legislativo, ya que se deduce del texto de la ley que cuestiono y endilgo de inconstitucional, en tanto pintura de la realidad argentina, fue sancionada sin exageraciones pero también sin concesiones donde se pretende por la ley, ocultar y justificar, la creciente incapacidad del Estado”, dice la presentación de Altieri

Otro de los nombres que hizo ruido en el mundo empresarial fue el de Carlos Joost Newbery, presidente de Inversiones Cóndor, una de las compañías clave en el sector de las telecomunicaciones. Su expediente quedó radicado en el juzgado de Diego Cormick.

Hay que destacar que en la mayoría de las presentaciones de empresarios, futbolistas y figuras de la cultura se pide automáticamente la reserva de la causa. Dos ejemplos claros son los de Bassedas y Placente: la causa de este último ya desapareció de los registros públicos. ¿El motivo? Consideran que es un peligro para su patrimonio y seguridad que se conozcan las causas donde están exhibidos su patrimonio. 

Algo similar sucedió con la causa que inició Carlos Tévez y la iniciada por el administrador de la sucesión de Diego Maradona. En el fuero Contencioso Administrativo se mueven con extrema cautela: ninguno de los jueces quiere tampoco que se revelen sus decisiones al respecto. Hasta ahora, las certezas son pocas: solo se dictaron y trascendieron algunas pocas cautelares a favor de empresarios. Las causas se acercan a 150 en el “fuero de la gobernabilidad” a las que se le suman las que se iniciaron en los juzgados federales de las provincias.