Con Lifschitz internado, los diputados deben resolver quien lo reemplaza en su cargo

El delicado cuadro de salud de Miguel Lifschitz repercute en toda la escena pública santafesina, sobre todo en la Cámara de Diputados, que deberá elegir sus autoridades antes del sábado próximo, ya que para entonces el gobernador Omar Perotti abrirá el período de sesiones ordinarias en la Legislatura.

Con el ex intendente rosarino y el gobernador impedido de asistir, sobrevuela el interrogante de cómo se ocupará la presidencia de la Cámara Baja.

El reglamento del cuerpo legislativo establece que “el 25 de abril de cada año o el inmediato posterior si aquél fuere feriado, se reunirán los diputados en sesiones preparatorias para constituirse. Elegirán por votación nominal y a simple pluralidad de votos la mesa directiva compuesta de un presidente, un vicepresidente primero y un vicepresidente segundo”.

Hasta ahora, el acuerdo informal entre los distintos bloques era que se repetiría el esquema actual: Lifschitz en la presidencia, Lucila De Ponti (PJ) en la vicepresidencia primera y Jimena Senn (UCR-Frente Progresista) en la vicepresidencia segunda.

En un terreno de dudas y conjuras los diputados provinciales intercambian llamados telefónicos.

Lifschitz tiene una gran incidencias en las próximas elecciones.