El rebrote por las nuevas cepas no dan tregua, en Argentina y el mundo

Brasil sufre las consecuencias sociales de la pandemia del coronavirus. India sorprendió con sus números récord y atraviesa una dramática situación sanitaria. Rusia analiza decretar 10 días no laborales y el estado de emergencia en Japón pone en jaque la organización de los juegos olímpicos.

Argentina supera diariamente los 20 mil contagios de coronavirus y el jueves y el viernes superó también, por primera vez, las 500 muertes diarias. El impacto de la segunda ola, reforzada por la aparición de nuevas cepas, impacta en el país que analiza restringir aún más las políticas para contener al virus, mientras atraviesa a su vez una saturación del sistema sanitario en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Pero Argentina no es ajena a lo que ocurre en el mundo. El ejemplo más cercano está en Brasil, con algunos números que trascendieron esta semana y que grafica la profunda crisis económica, sanitaria y social: registra la tasa de mortalidad más alta del mundo; las muertes de jóvenes por Covid subieron más de 1.000% en dos semanas en Brasil; en 2020, cerca del 55% de la población total de Brasil, vivieron en situación de inseguridad alimentaria.

El promedio de casos en Brasil de los últimos siete días fue de 60 mil. El número promedio de muertes: 2.580.

También es preocupante lo que ocurre en México, con una curva en ascenso en 16 sobre 31 estados. Según las autoridades del Gobierno mexicano, esto responde al impacto de las vacaciones de semana. 3.452 es el promedio de casos en los últimos siete días y 409 el de muertes. 

Esta semana impactó los números epidemiológicos que se registraron en India. Durante dos días consecutivos reportó más de 300 mil casos diarios (sobre una población total de 1.366 millones), una de ellas, 330 mil, se ubica en la más alta en todo el mundo. 

Los casos totales en India a más de 15.930 millones y alrededor de 184.657 muertos según datos oficiales del gobierno indio. Pero el rebrote que enfrenta hoy llevó a que el país atraviese un colapso en el sistema de salud, con falta de insumos básicos como oxígeno y medicamentos. El colapso llegó también a los crematorios, cuya capacidad está agotada.  “La situación en India es un recordatorio devastador de lo que puede hacer el virus”, aseguraron desde la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta semana el presidente Vladimir Putin avanzó en la posibilidad de decretar el cese de actividades hasta el 10 de mayo, producto del impacto de una nueva ola de contagios. Se trata de “diez días no laborables”. La propuesta está en la mesa, y Putin aseguró que “si creen que es necesario, firmaré hoy el decreto”. Se espera que lubrique esa firma, al sostener que la “situación podría empeorar”. 8.587 es el promedio de contagios en los últimos 7 días. 

El rebrote de contagios llegó también a Japón, que analiza seriamente si será anfitrión de los juegos olímpicos que en 90 días se desarrollarían en Tokio. El país asiático decretó el viernes el estado de emergencia, cerrando los grandes shoppings y los comercios que vendan alcohol.