Vizzotti: “Pedimos que sólo salgan a trabajar y a llevar a los chicos a la escuela”

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, pidió que la ciudadanía postergue cumpleaños, festejos, bautismos y reuniones sociales. “Este es el mensaje más difícil, estamos en una situación crítica”. Le pidió a las autoridades que restrinjan actividades si los números epidemiológicos no mejoran. “Tienen potestad en el DNU y cuentan con el Gobierno para acompañar en cada una de las medidas”, declaró.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, pronunció un duro mensaje a la sociedad en medio de la suba de contagios de coronavirus registrado en la última semana, que ayer marcó un nuevo récord con 27.001 casos positivos en 24 horas.

La líder de la cartera sanitaria sostuvo que el contexto no es igual al de 2020. Si bien inició el plan de vacunación y hay mayores herramientas, notan que hay un importante aumento en la ocupación de camas.

A su vez, resaltó que en este último tiempo “ha aumentado al 10% las variantes de Manaos (Brasil) y Reino Unido”, las cepas más complejas que se vieron hasta ahora.

En cuanto al notable aumento de casos, incluido el récord de ayer con más de 27 mil, informó que son por “contagios previos a las medidas tomadas el viernes”. “Los casos son de diez días antes, y eso es algo que es importante poder comunicar. El número no va a ser un parámetro para tomar las decisiones sin tomar en cuenta otros indicadores como la velocidad de contagio y el nivel de ocupación de camas”, profundizó.

También habló sobre las vacunas aplicadas y la espera por nuevos cargamentos: “Ya se distribuyeron el 97% de las 7 millones de vacunas que llegaron a la Argentina. Tenemos la expectativa de recibir pronto un embarque de vacunas”.

“Es cada vez más frecuente la notificación de personas que se vacunan y que a los pocos días tienen casos de COVID. No tiene que ver con la vacuna, sino con los cuidados. Las vacunas ayudan para disminuir el riesgo”, advirtió.

Por último, contó una situación personal y que es moneda corriente en la población en general: “Hasta hace unas semanas, y todavía ahora porque no están tan claras las prohibiciones para realizar reuniones sociales, a mí me están invitando a asados. No es maldad, no lo hacen a propósito, pero es no percibir el riesgo de la informalidad”.