Sin vacuna no hay PASO: La jueza María Servini se contagió de coronavirus y puso en duda la fiscalización

La jueza electoral, de 84 años, se mostró “enojada” porque tenía turno para la segunda dosis en marzo y se lo suspendieron.

Servini contó estar “con cansancio y dolor corporal” en esta primera fase de la enfermedad, y señaló que más allá de su caso personal, tampoco fue vacunado “todo el grupo de gente de personal que trabaja conmigo”, por lo que puso en duda que pueda cumplirse oportunamente con la fiscalización de las próximas PASO, ya que “no voy a exponer al equipo que trabaja en ese tema si no se vacuna”.

La Cámara Nacional electoral ya alertó sobre este tema en un oficio enviado al Ministerio de Salud en marzo. “La vacunación de los judiciales es necesaria en tanto realizarán tareas que exigen inexorablemente la realización de trabajo presencial, en circunstancias que impiden en todo momento mantener el distanciamiento previsto como medida de prevención por las directivas emitidas por la autoridad sanitaria”, señalaron.

Durante los primeros meses de la pandemia, Servini no fue a su juzgado en Comodoro Py. Luego comenzó a ir dos veces por semana. La semana pasada cuatro empleados del juzgado dieron positivo coronavirus. La jueza dijo que “es muy difícil trabajar de manera remota en el juzgado penal. En el electoral es más fácil. Tengo que estar, tengo que hablar con los empleados. No se puede hacer de otra manera. Voy dos días por semana y los otros días tomo audiencias por Zoom que se pueden hacer sin problemas”.

Además, lanzó otra declaración polémica respecto a cómo están trabajando en este momento. “Yo me hago traer muchas cosas a casa, pero a veces no sabés lo que firmás online”, se sinceró.