Otra vez: Incautaron en Bélgica casi 11 toneladas de cocaína que salieron del puerto de Buenos Aires

Las autoridades belgas realizaron una nueva incautación récord de cocaína durante el fin de semana de Pascuas en el puerto de Amberes.

El contenedor donde se encontró la droga fue cargado (nuevamente) en el puerto de Buenos Aires. Con esta última confiscación realizada por las autoridades europeas ya van casi 28 toneladas de cocaína que se le “pasan” a la aduana de Brunilda Traverso.

Durante la noche del 2 de abril, la policía federal belga, en conjunto con los funcionarios de aduana del puerto de Amberes, realizó la incautación de un envío récord de casi 11 toneladas de cocaína que era transportada en un cargamento de cuero.

Durante las últimas 6 semanas, las autoridades belgas confiscaron 27,64 toneladas de cocaína, por un valor estimado de 1.630 millones de dólares. En total, fueron recuperados 9.842 paquetes separados escondidos entre un envío de cuero azul. Los procedimientos tuvieron lugar en el marco de una causa que ya lleva más de 2 años de investigación, en la que la policía logró acceder a la red cifrada de mensajería Sky ECC utilizada por narcotraficantes, lo que le permitió a la fiscalía ordenar la detención de más de 48 personas vinculadas a una inmensa red de narcotráfico a través de procedimientos en los que tomaron parte más de 1500 agentes. Entre los detenidos figuran funcionarios del Ministerio de Hacienda, personal municipal de Amberes y del puerto local.

Las autoridades hicieron públicas tres imágenes correspondientes al procedimiento. En la siguiente foto oficial podemos ver en el borde superior derecho el número del contenedor que transportaba el cargamento confiscado en Amberes, se trata del  “MSKU 570 480 0”.

“El contenido de los mensajes arrojan luz sobre el tráfico internacional de cocaína a través de este puerto de Bélgica, gracias a ese trabajo de inteligencia, hemos interceptado decenas de envíos desde el 20 de febrero, confirmo una fuente de la fiscalía belga que lleva adelante la investigación.

El contenedor se cargó inicialmente en una barcaza en la localidad paraguaya de Villeta, el 12 de febrero y llegó catorce días después al Puerto de Buenos Aires. Entre el 26 y el 28 de febrero, el cargamento fue trasbordado al buque portacontenedores de bandera danesa CAP SAN ANTONIO y partió hacia Europa.