CONCEJO ROSARIO: PROVEÍDO EN GOBIERNO PARA ALCOHOL CERO

La iniciativa obtuvo la aprobación y retornó a la comisión de origen, Obras Públicas, para el correspondiente despacho. Por otra parte estuvieron integrantes del Sindicato de Trabajadores Municipales quienes explicaron proyecto para modificar régimen de licencias.

Presidió la reunión realizada este mediodía, martes 6, en el Anexo “Alfredo Palacios” la titular de la comisión, Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, con la presencia de las edilas María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Daniela León, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio; Caren Tepp, de Ciudad Futura-FSP, y Norma López, del Frente de Todos-PJ, y los ediles Roy López Molina, de Cambiemos, y Fabrizio Fiatti, de Creo.

En tanto también concurrió la presidenta del cuerpo María Eugenia Schmuck, para pedir, tras el proveído otorgado minutos antes en la comisión de Obras Públicas, el tratamiento de la ordenanza sobre alcohol cero.

Recordó la titular del Concejo que “este proyecto tiene muchos años” y precisó que se dividía en dos, por una parte la modificación del Código de Tránsito y por otra la del de Faltas, y que eran dos propuestas presentadas, una de su autoría, y otra del edil Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista.Mencionó que se había planteado a partir del envío por parte del Departamento Ejecutivo del mensaje para un nuevo Código de Convivencia, modificar sólo el de Tránsito, y lo relativo a sanciones abordarlo con el futuro Código, con lo que “las sanciones que rigen a partir del 0,5 van a regir para el 0”.

La concejala Tepp anticipó el voto favorable a la iniciativa y mencionó que también se habían manifestado de igual modo en Obras Públicas sus pares de bancada, Jesica Pellegrini, y María Luz Olazagoitía.La edila Gigliani indicó que “hemos escuchado a todos los actores desde el 2013” para expresar su posición a favor y destacar “la actitud del concejal Agapito Blanco” en cuanto a modificar su posición y permitir que la iniciativa pueda llegar al recinto.

El concejal López Molina, afirmó que “mantengo los mismos argumentos” al anticipar el voto negativo, para mencionar que otros países, como Suecia, “han recurrido a mayores controles y multas contundentes, que no es lo que ocurre en la ciudad de Rosario, incluso por cuestiones técnicas como el tema de los alcoholímetros”. para aseverar que “se desvía la atención de lo importante”, y reconoció que “hay número para que llegue al recinto”.

También se expresó de manera afirmativa la presidenta de la comisión, Magnani, quien dijo que “es una medida de prevención, de un orden muy general, con lo que instalamos el concepto que no se puede manejar si tomamos”.Por su parte la edila León, puntualizó que “los accidentes de tránsito se generan con niveles de alcohol superiores, nunca son entre el 0 y el 0,5” para plantear que “prohibiendo no se modifican conductas, sino con educación”, para expresar su voto negativo.Asimismo se  manifestaron a favor la concejala Irizar y el edil Fiatti.