Causa Oldani: Amenaza en transformarse en una disputa política

En la investigación vinculada con el asesinato del empresario Hugo Oldani, ocurrido el 11 de febrero de 2020 en pleno centro de la ciudad capital se denunciaron irregularidades en el trámite judicial del caso.

Mientras Vranicich pide dos meses de suspensión para Ferraro -la primera fiscal que actuó luego del asesinato-, en la Cámara de Diputados existe un pedido formal para que la Comisión de Asuntos Constitucionales cite a declarar por este mismo caso al fiscal regional, Carlos Arietti, y a la fiscal de Delitos Complejos, Mariela Jiménez, quien en un detallado informe describió el dudoso accionar de Ferraro en esta causa.

El fiscal regional Carlos Arietti respaldó con su presencia a la fiscal Ferraro, que esta semana recibió críticas del ministro de Seguridad Marcelo Saín, quien consideró
La fiscal Ferra junto al Fiscal General Carlos Arietti

Además, el fiscal federal Walter Rodríguez inició una investigación judicial sobre Ferraro, al considerarla sospechosa del delito de encubrimiento de un supuesto negocio de intermediaciones financieras ilegales que se habría realizado en la oficina de Oldani. Es que según el testimonio de los involucrados, esta fiscal no sólo permitió que los familiares de Hugo Oldani retiraran de la empresa -la misma noche del homicidio- sumas millonarias en pesos y en dólares, sino que ocultó información a su colega Mariela Jiménez cuando ésta le consultó a Ferraro sobre el destino de ese dinero “desaparecido”.

Ya sin salidas y con desprolijidades inolcultables el Fiscal General se vio obligado a apartar de la causa a Ferraro.

La cuestión se visibilizo cuando Marcelo Fabián Saín puso en dudas el accionar en la causa.

Esto llevo acrecentar una fuerte disputa entre Saín y Arietti.