Jorge Llonch envuelto en un papelón de la vacunación

Primero dijó que no se había vacunado al personal del ministerio y a las horas dió marcha atrás para aclara el papelón que protagoniza el Gobierno Provincial.

Llonch respondió que la inclusión de personal de planta permanente o empleados del Ministerio en los listados de vacunación puede explicarse, en muchos casos, por la pertenencia de agentes públicos a la antigua estructura de Educación y Cultura. Es decir que por un error burocrático aparecieron en los listados.

“Las personas que se vacunaron y ahora señalan que no correspondía debieron actuar con responsabilidad ciudadana, ser solidarios y no hacerlo”, objetó el ministro. Y agregó: “El Ministerio nunca pasó una lista y el personal del gabinete no fue vacunado. Quien se vacunó y no le correspondía fue socialmente irresponsable, sabiendo que no estaba bien lo que hacía”.

Sin embargo, algunos de los trabajadores que reportaron esta situación comentaron que quisieron renunciar a ser vacunados, pero que desde el centro de vacunación les dijeron que ya estaban en la nómina y que lo mejor era que se inocularan.

Uno de los trabajadores comentó que incluso que intentó ceder el turno a un familiar pero desde la ex Rural le dijeron que eso era imposible y que si no se vacunaba no solo perdería el turno sino que no podía recuperarlo más adelante. Según trascendió serían decenas de casos.

En un comunicado difundido este jueves a la tarde, Llonch dijo que la política de vacunación es transparente. “Ni el gobernador Omar Perotti, ni la ministra de Salud, Sonia Martorano, han sido vacunados, no hay privilegios”, aseguró.

Puntualizó además que hay empleados del Ministerio que son docentes de Educación Artística, lo cual explicaría su inclusión en el listado de vacunación que confecciona el Ministerio de Salud. “Pero a quienes no le correspondía cometieron un acto de irresponsabilidad social grave, sacándole la vacuna a quienes sí se les debería haber aplicado”.

No obstante, empleados de la cartera de Cultura aseguraron que recibieron la vacuna luego de ser notificados oficialmente desde la provincia que tenían asignado un turno. “Me había anotado en el registro de la provincia porque nos pidieron que lo hagamos para organizar mejor la vacunación pero nunca imaginé que me iban a llamar tan rápido”, dijo un empleado del Ministerio.