“Intense live”: Allanamientos en San Nicolás por posible estafa piramidal

Durante el día de hoy, detectives de la División de Investigacióm Antifraude de la PFA efectuaron varios allanamientos en San Nicolás por una posible “estafa piramidal” con una empresa de transporte “Intense live”. Se secuestró documentación y se identificaron a siete personas que serán indagadas por la justicia.

La investigación fue iniciada a fines del año pasado por la procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), quien luego de reunir diversos elementos que indicarían la realización de maniobras irregulares por parte de la firma INTENSIVE LIVE, concretamente la captación de ahorros públicos sin la debida autorización de las autoridades competentes, delito tipificado en el Artículo 310 del Código Penal.

Se mostraban en Instagram como empresarios exitosos y prometían retornos mágicos de hasta el 20 por ciento.

Ofrecía un negocio sumamente interesante para el pequeño ahorrista: ser parte de una nueva aplicación de viajes en automóviles, una “inversión colaborativa” con un “contrato certificado” según su sitio web para “financiamiento colectivo en transporte privado”. “Intense Live compra vehículos”, dice un panfleto, que luego son equipados con GPS y cámaras de seguridad. Es decir, ni siquiera contrata a los choferes ya con autos, el sueño de la flota propia.

El atractivo consistía en que cualquiera con un poco para invertir se convertía en parte de un negocio sumamente lucrativo. “El camino al éxito empieza por dar el primer paso. ¡Arriesgate a emprender!”, decía otro vendedor del sistema, con una frase un poco boba del capitalismo de la voluntad, que invitaba a ser un “empresario digital”.

Las promesas de retorno eran colosales, insólitas: más del 20% mensual mínimo.

Sus oficinas, según su web, estaban esparcidas en Estados Unidos, Brasil, Colombia, Bolivia y Argentina, donde se diseminó a través de la provincia de Buenos Aires, de puntos como Catamarca y Tucumán. Según testimonios, el aporte para entrar era en criptomenedas, 300 dólares en biconins. Sus operadores se volcaban a Instagram para anunciar su éxito, como si fuesen vendedores de cosméticos puerta a puerta, disfrazados de traders de criptomonedas, poniendo cara de éxito en su foto de perfil. “Invertís una vez y cobrás 12″, decía uno de ellos desde Ramallo. El pago de las ganancias, mejor todavía, podía hacerse en bitcoins.

No solo se trataba de Instagram: los grupos de Telegram de la marca también funcionaban como un nodo de reclutamiento.

Muchos vendedores hasta habían impreso folletería, barbijos con números de teléfono. Al final, para la Justicia, sería todo un engaño, un esquema Ponzi construido sobre la ruina de posibles víctimas. Esta semana, una rama argentina de INTENSIVE LIVE, cayó en San Nicolás tras una denuncia que puso en marcha un expediente federal que recién comienza.

El fiscal federal Matías Di Lello inició un expediente por el artículo 310 del Código Penal, captación ilegal de ahorros. Ocho hombres de entre 45 y 35 años, alguno de ellos vinculados al mercado de seguros, fueron allanados por PFA, luego de realizar tareas de inteligencia, con un expediente que incluyó escuchas telefónicas. Se secuestraron dólares y folletería en las oficinas de San Nicolás, además de celulares y computadoras.


“Es una maniobra internacional inicida desde afuera. Lacausa recién comienza, asegura una voz clave en el expediente.

Las similitudes con el caso Hope Funds, hoy llevado a juicio oral, señalado como la mayor estafa de la historia argentina, son obvias: el contagio y la captación ocurren de persona a persona, de familia y amigos.

Sin embargo, existe una diferencia clave. Hope Funds murió llevándose el dinero de sus víctimas, dejando un notable cadáver contable de empresas registradas y documentos a nivel nacional, con empresas offshore incluidas. Había una figura que unía todo, su presidente, Enrique Blaksley, que daba la cara por el emprendimiento y terminó como el principal imputado en una caso por lavado y estafa cuyo daño ocasionado se estima en más de 1500 millones de pesos a valor de 2017.

A nivel local, Intense Live parece más escurridizo. La marca “Intense Live” no aparece entre los registros del Instituto Nacional de Propiedad Intelectual. Una app con ese nombre ni siquiera figura en el Play Store de Google. Su web central ofrece domicilios en toda Latinoamérica, pero no en Argentina.