La mayor incautación de droga en Europa partió de Argentina

Las droga fue incautada en operativos realizados en febrero por fuerzas de seguridad alemanas y belgas en Hamburgo y Amberes. De las 23 toneladas, la mayor parte, 16 toneladas, fue cargada en Paraguay y transbordada en el puerto porteño pasando inadvertido para las autoridades argentinas.

La Operación Atlántico Norte montada el 23 de febrero 2021 que llevó de manera conjunta, la Policía de Alemania y la de Bélgica, ejecutó la mayor incautación de droga en la historia: un total de 23.200 kilos de cocaína de máxima pureza fue secuestrada en los puertos de Hamburgo y Amberes, respectivamente.

El trabajo de inteligencia criminal de esas fuerzas policiales europeas, que llevó varios meses de investigaciones y seguimientos, arrojó el mayor golpe al narcotráfico jamás registrado. Las autoridades europeas consideran que puesta a la venta en Europa este cargamento representa valores que pueden oscilar -según el país en el que se comercialice la droga- entre los “mil y tres mil quinientos millones de Euros”.

Informaron además que “la mayor parte de la cocaína estaba escondida entre latas de pintura acrílica de la marca FOX COLORES producida por la pinturería TUPA S.A., con sede en Asunción” . La firma es propiedad de Diego Isaac Benítez Cañete, empresario paraguayo fuertemente vinculado con el fútbol y directivo del club Olimpia. No sería la única empresa involucrada. Las autoridades paraguayas investigan también a ENVASADOS PARAGUAYOS S.R.L. y a varias más de origen brasileño e israelí.

Los investigadores alemanes determinaron que, “la exportación habría sido para suplir la demanda de pintura de la compañía israelí TAMBOUR GROUP  que es la mayor en el mercado de su país”, con oficinas en Tel Aviv. Las latas de pintura con destino a la ciudad mediterránea fueron cargados dentro de contenedores en el puerto de Asunción, navegaron en balsas por la Hidrovía hasta el puerto de Buenos Aires, donde fueron transbordados por la empresa logística HAMBURG SUD. Allí esperaba el buque SAN ARTEMISSO, de bandera panameña, que había anclado en Buenos Aires el 11 de Enero.

No obstante, que la nave ya contaba con un vasto historial por haber sido utilizado en varias oportunidades para el tráfico de estupefacientes en la región (fue protagonista de una incautación de 233 kilogramos de cocaína en el el puerto de Santos, Brasil) permaneció en las playas operadas por Terminales Rio de la Plata del puerto de Buenos Aires por 42 horas, zarpando el 13 de Enero. El portal especializado en investigaciones criminales Insightcrime ha destacado en varias de sus investigaciones la importancia de la Hidrovía Parana-Paraguay, señalando que “la ONU tiene planes de reforzar las operaciones de control de contenedores a lo largo de los puertos que se extienden desde Bolivia hasta Argentina y Uruguay”. 

A la hora de evaluar el negocio que esta droga colocada en Europa representa, el agente de aduanas de Hamburgo Rene Matschke aportó datos muy interesantes, Estimamos un valor de venta en las calles de entre 1.500 millones y 3.500 millones de euros (entre US$1.800 millones y US$4.200 millones) para las 16 toneladas incautadas en Alemania”, explicó en diálogo con la agencia EFE.

El hecho de que las drogas interceptadas en Alemania provinieran de Paraguay parece confirmar que las vías fluviales de ese país con Bolivia se han convertido en una ruta de transporte de narcóticos crucial en el trayecto hacia los puertos sobre el Atlántico.

A pesar de ser este operativo un récord mundial por la cantidad de kilos decomisados (23.000 en total), no es el primer caso que transita por ríos argentinos en el último semestre“Habría que sumarle al menos otras seis toneladas, que perfectamente pudieron haber sido los 1065 kilogramos de cocaína hallados en Costa de Marfil tres días después del operativo conjunto en Alemania y Bélgica en un barco proveniente también de Asunción; otros 2065 kilogramos secuestrados en España el 21 de enero camuflado dentro de un cargamento de carbón que partió de la capital paraguaya; y otros 2.900 kilos interceptados a finales de octubre de 2020 en el mismo puerto”, aportó el agente consultado.

Esta droga, según autoridades paraguayas seria de origen boliviano. Desde 2019, Uruguay ha visto un crecimiento agigantado de las incautaciones de cocaína en el puerto de Montevideo, llegando a secuestrar cargamentos 3000 y 4.400 kilos a finales de 2019 en controles aduaneros durante operaciones de transbordo a buques. No sucede lo mismo en Buenos Aires, donde los controles parecen mas laxos.

“Argentina es hoy un eslabón relevante en el circuito de las operaciones mas importantes del narcotráfico internacional, este es un dato relevante que debería generar una reacción acorde de nuestro sistema de seguridad e inteligencia”, opinó Patricio Furlong, ex director de Inteligencia Criminal del ministerio de Seguridad argentino.