Explotó la interna de la Doce con barras armados y con un intento de golpe a Di Zeo

Otra vez explotó la interna en la barrabrava de Boca Juniors y hubo un intento de golpe contra el actuar referente de la Doce, Rafael Di Zeo. Un ataque planeado con 50 barras armados que no terminó de concretarse.

Según cuenta el periodista Gustavo Grabia en Infobae el hecho ocurrió hace unos días, cuando la facción de Lomas de Zamora, liderada por Walter Coronel (también con injerencia en la barra de Los Andes), tenía el dato de que Di Zeo iba a estar en el club Leopardi de Villa Luro, Club perteneciente a la familia de Mauro Martín.

El relato indica que tres camionetas se estacionaron en las inmediaciones de lugar, precisamente en Cajaravilla al 5000. El objetivo era “saldar las deudas” en la calle misma. Esas camionetas llevaban a cerca de 50 barras armados y dispuestos al combate. Sin embargo, llegaron demasiado temprano, porque Di Zeo todavía estaba en camino  y Mauro Martín estaba fuera de Buenos Aires.

Según cuenta Grabia, al líder de la barra boquense le llegó un llamado de alerta que terminó por abortar el viaje, y con un posterior llamado a la Policía para ayudar a Gabriel Martín, hermano de mauro y encargado del club. Incluso hubo un intercambio entre los de Coronel y Martín hermano, asegurando que “con él no era problema”. Afortunadamente para los de Di Zeo, dos patrulleros llegaron al lugar y todo se disolvió.

Del lado de Coronel son conscientes de que alguien “los vendió” y que las deudas van a quedar pendientes de saldar. “La próxima vez no hablamos, ejecutamos”, fue el mensaje mafioso que habría bajado la línea Coronel, según la nota que publicó el periodista Gustavo Grabia.

La facción de Lomas de Zamora siempre fue una de las más peligrosas de La Doce y tenía como líder a Marcelo el ‘Manco’ Aravena, quién cayó en prisión por la causa La Salada y entonces su lugar lo tomó Walter Tintín Coronel, aun cuando estaba elevado a juicio por aquel doble homicidio en la interna de La Doce de julio de 2013, causa que comparte justamente con Rafael Di Zeo.

Se trata de una concreta disputa de poder. Coronel es consciente de su capital territorial y lo que quiere es plantearle una porción de los negocios a Di Zeo y Martín. Sin embargo, las negociaciones se truncaron por la llegada del covid-19 y el fin a muchos negocios como el alquiler de carnets, reventa de entradas, cobro de trapitos y puestos de comida en la calle, entre otros temas. ¿Cómo seguirá?