Más de 500.000 euros se llevaron en el robo a la casa de Ángel Di María

La policía francesa ya pudo establecer cómo y de qué manera, los delincuentes ingresaron al domicilio de ‘Fideo’ y se llevaron el dinero. Si bien la mujer del jugador quedó conmocionada, los delincuentes no tuvieron contacto con ella ni con ninguna de las dos hijas del jugador que se encontraban en la casa.

La policía francesa empieza a esclarecer el robo ocurrido en las casas de Ángel Di María y Marquinhos, ambos jugadores del PSG, cuyos domicilios fueron asaltados mientras se jugaba el PSG 1- Nantes 2 por la Ligue 1. 

Aunque, los delincuentes no tuvieron contacto con los familiares del volante, lo cierto es que sí pudieron generar mucho daño material: según refieren medios franceses, se llevaron de la casa de Angelito un botín que escaló hasta los poco más de €500.000. 

Según informó el medio RCM Sport, los ladrones ingresaron por un gimnasio que se encuentra en el sótano de la casa. Una vez adentro, tomaron un ascensor que los llevó al segundo piso, mientras, en la planta baja estaban la esposa y dos hijas del jugador. No hubo contacto con los ladrones, que mientras se ignoraba su presencia en la casa, se llevaron una caja fuerte que contenía joyas y relojes, por una suma superior al medio millón de euros. 

Simultáneamente, asaltaron la casa de los padres de Marquinhos, con la diferencia que acá sí hubo contacto entre el asaltado y los asaltantes. El padre del capitán parisino debió guiar a los delincuentes -al menos dos- adentro de la casa. Se llevaron 2.000 euros en efectivo y tres bolsas, cuyo contenido aún no ha sido identificado. El monto del botín aún no se ha calculado, pero podría ascender a decenas de miles de euros, según las estimaciones de la policía francesa. En medio del asalto, el padre y dos hermanas del jugador brasileño fueron encerrados en una habitación. En total, el secuestro habría durado de 30 a 40 minutos.