Quiénes fueron los que les tiraron piedras a la camioneta que transportaba a Alberto Fernández en Chubut

Sigue la polémica por los incidentes que se suscitaron en Chubut y que pusieron en riesgo la propia seguridad del Presidente de la Nación, Alberto Fernández. Versiones cruzadas por posibles infiltrados en un reclamo legítimo contra la megaminería.

Ayer el jefe de Estado corrió cierto peligro. Así como se lee. La camioneta que lo transportaba en su visita a Lago Puelo estuvo casi solitaria en parte de su recorrido y en un momento quedó cercada por manifestantes de la zona.

Contó en exclusiva la trastienda y los desentendimientos de Seguridad entre las fuerzas de Casa Militar y de Chubut. A través de informes, desde la provincia acusan a Nación de no coordinar el operativo para cuidar al mandatario y a su comitiva.

Pero diversos portales de tierras chubutenses señalan un dato muy importante, que quedó registrado en los videos. Según las versiones, en el reclamo legítimo podrían haber aparecido infiltrados que iniciaron los ataques violentos.

Se pudo ver una camioneta Duster gris que llevaba a presuntos manifestantes y que fueron los que iniciaron los actos vandálicos contra la “camioneta presidencial”. El vehículo, con patente “NZK 682”, pertenecería a la división investigaciones de la policía de Esquel, según consigna El Cohete a la Luna. A fines de 2019, ese transporte habría sido eximido del pago del estacionamiento medido, justamente por su función en Seguridad.

Según activistas contra la minería, después de los incidentes varios de las personas que arrojaron piedras se subieron en la camioneta y se alejaron del lugar.

Foto crédito: El Cohete a la Luna

Foto crédito: El Cohete a la Luna

El testimonio del director de Hábitat y Tierra de Lago Puelo, Gustavo Castro, quien también es fotógrafo, denuncia que con la visita del gobernador cayó en el lugar una patota con punteros de la Uocra.

“También había otra marcha de vecinos de Lago Puelo que le decimos que no a la minería, que no es no, que no a la minería. Que por la minería nos quemaron el pueblo”, aseguró entre lágrimas en un video que compartió en sus redes la Asamblea de Vecinxs Autoconvocadxs No a la Mina Esquel.

“Durante la marcha los vecinos estábamos gritando. Y la Uocra vino a cagar a palos a los vecinos. Yo estaba haciendo la cobertura, como toda mi vida, y me empezaron a cagar a palos. Tengo identificados a todos los punteros que nos cagaron a palos. A los de Lago Puelo, más los de Esquel de la Uocra. Esto no puede ser así, estoy todo golpeado, esta no es la provincia que queremos, el país que queremos. ¿Qué pasa gente? Hay 300 familias que se quedaron sin nada y nos vienen a cagar a palos”, expresó conmocionado y pidió que se difunda su mensaje.