Marcelo Antonelli: “Es un orgullo para Reflejos tener la pileta climatizada”

El gobernador Omar Perotti, realizó en la semana la firma de convenios macro que se corresponde al plan Incluir Clubes para instituciones deportivas de Rosario, Funes y Villa Constitución.

Estos clubes, de tanta importancia para cada uno de los barrios en los que están asentados, recibirán en total fondos por más de 46 millones de pesos que serán girados en los próximos días.

Sobre el tema, habló Marcelo Antonelli, presidente del Club Atlético Deportivo Reflejos, ubicado en Avenida Génova 2402 en el barrio Empalme Graneros con más de 95 años de historia.

IF: -¿En qué situación económica dejó la pandemia a clubes de barrio? ¿Por qué camino intentan salir adelante?

-Como todo club, no ha facturado nada pero estamos al servicio de la comunidad. Se integraron en los módulos provinciales (el reparto de alimentos) y se armaron grupos de cinco jóvenes y se cocinó a más de 180 familias. Se articuló con el Ministerio de Desarrollo Social quien entregaba los alimentos junto al Banco de Alimentos Rosario y así el vecino recibía un alimento cocinado.

Terminamos al final del año con más de 110 vecinos que venían a retirar su comida.

El camino para salir adelante es muy diferente a la situación de los clubes en Rosario, por ejemplo, el Club Reflejos tiene el mismo natatorio que clubes como Echesortu, Atlantic Sportmen, El Tala y muchos más. Sin embargo, Reflejos no factura ni un centavo porque sus colonias están situadas en un lugar de alta vulnerabilidad y en un sector donde la mayoría de las familias viven de la venta del cartón, o sea que la cuota societaria es muy baja, hay deportes con cuota societaria pero no es masivo. Por eso, en las colonias intervienen la Municipalidad de Rosario y el Gobierno de Santa Fe y se hacen cargo -en esfuerzo compartido- donde la provincia acerca el cloro y algún gasto de funcionamiento y el club pone las instalaciones y el mantenimiento.

Así se llega a canalizar la necesidad de los vecinos que a otro lugar no pueden llegar.

IF: -¿Con cuántos socios cuenta actualmente el club?

-El club cuenta con 162 socios pero en época de pandemia ha sido facturación cero, muy poco se ha recibido en octubre, algo en noviembre y así se va luchando día a día. El club tiene instalaciones importantes: el natatorio, baños y vestuarios impecables con agua caliente y fría, sector de parrilleros, parabólico cancha de básquet cubierto y un salón social de impecables condiciones.

El grupo de vecinos que me acompañan –la mayoría jóvenes- trabajan todos los días en el club para que esté siempre un poco mejor. Ahí es donde se articula la política social y donde algunos clubes van recibiendo los subsidios.

No olvidemos que el club Reflejos también recibe a las escuelas del barrio desde las 8 hasta las 15 horas para que puedan hacer actividad física. Las tres escuelas del barrio funcionan dentro del club.

Resultado de imagen para club reflejos rosario

IF: -Tienen un proyecto de natatorio cubierto, ¿Cuánto tiempo hace que se proyecta?

-Tenía diez pasos. En el año 2005 cuando se recupera el club se fue avanzando en mejorar los baños y se venía hablando de algún día climatizar el natatorio.

Llegado el 2010 se fueron haciendo las evaluaciones, se marcó un lineamiento a seguir de diez puntos: se empezaba con la demolición de los baños anteriores y la construcción de los nuevos, ampliar la sala de máquinas donde están las bombas y los filtros, mejorar el paso de la galería, cambiar la cañería por termo fusión, todas las bajadas de desagües y las conexiones pluviales también… así fue el proceso y cuando nos dimos cuenta estábamos en el punto ocho que fue una de las obras más importantes porque es una obra de 45 metros con salida de emergencia y casi cinco metros de alto y ya se construyeron las vigas para sostener el techo de la pileta climatizada.

Cuando se terminó esa obra también se hizo perforación de pozo a napas. Los últimos dos ítems son: el techo y lograr climatizar con energía solar.

Junto con el gobierno de Santa Fe y los programas provinciales más los del Ministerio de Educación, hoy estamos disfrutando las colonias de las 9 a 17 horas colmado de vecinos donde pueden acompañar también sus padres. Un verano totalmente activo.

El gobierno vio ese ordenamiento, a la gente respetando el aislamiento social y las normas de seguridad, salubridad e higiene. Es una necesidad para la gente la pileta y más en un barrio como Empalme Graneros.

El gobierno decidió mediante el programa Accionar hacerle entrega al club Reflejos la suma de dos millones de pesos para que pueda empezar a hacer el natatorio cubierto, o sea la estructura para luego ponerle la lona o las placas de materiales tecnológicos que existen en el mercado.

Las autoridades ven que articulando las familias y trayendo a los jóvenes al club mediante una política de estado y funcionando todo el día un natatorio, puede incluir a cientos y miles de jóvenes por semana.

IF: -¿Qué expectativas de plazo tienen para poder concretarlo? ¿Qué importancia tiene para el barrio?

En esfuerzo compartido empieza el último proceso, no va a ser rápido, tal vez va a llevar este año hacer la estructura para el año que viene estar en el punto final.

El club va a estar llegando a sus cien años con una pileta climatizada y, nada más y nada menos, que en Empalme Graneros.

La importancia es esa, un lugar donde su hijo con una cuota societaria que si se puede pagar es beneficioso para el club pero si no la puede pagar ingresa igual y hace patín, tenis criollo, boxeo, zumba, danzas árabes… Es un sostén más o herramienta que tienen los gobiernos en donde se dan cuenta que tienen que trabajar esos grandes espacios y que haciendo los números a final de año sale muy económico mantenerlos.

Entrevista por Marianela Taborelli